Escucha esta nota aquí

Son ocho las áreas protegidas, de las 22 que tiene Bolivia, que están siendo penetradas por el narcotráfico. Pistas de aterrizaje clandestinas, megalaboratorios de producción de cocaína, plantaciones ilegales de hoja de coca y sobrevuelos de avionetas son la muestra de que en estas zonas las mafias operan. El Gobierno adelantó que la meta es erradicar 9.000 hectáreas de cultivos de coca en estas reservas y para ese fin se realizarán operativos y trabajo de inteligencia.

Son cinco áreas protegidas en las que las plantaciones ilegales de la hoja de coca van en ascenso. Los casos más preocupantes son el Madidi, en el norte de La Paz, y el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), que se encuentra en Cochabamba y Beni. Además , la coca ilícita avanza en Cotapata y Apolabamba, ambas en el departamento de La Paz, y Amboró, en Santa Cruz.

En el área protegida de Carrasco, en Cochabamba, las plantaciones ilegales están en descenso, pero la situación todavía es crítica.

En Santa Cruz los parques nacionales Noel Kempff Mercado y San Matías son utilizados para la instalación de megafábricas de cocaína.

El trabajo de la Felcn

El Gobierno quiere controlar la situación en las reservas naturales. La meta es erradicar 9.000 hectáreas de plantaciones ilegales de hoja coca en las áreas protegidas, realizar operativos para detectar las megafábricas de cocaína y eliminar las pistas clandestinas en las reservas naturales.

“No somos un gobierno de palabras, sino que somos un gobierno de hechos y estamos demostrando con grandes resultados que nos importan de sobremanera nuestros parques nacionales y nuestras reservas forestales. Es por eso que hemos instruido a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) que se traslade inmediatamente a todos los parques que están en nuestra patria”, afirmó el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) contabilizó la pasada gestión seis áreas protegidas con plantaciones ilegales de coca. El caso del Madidi era el más preocupante: hubo un ascenso del 171% de plantaciones ilegales en esta reserva respecto a 2018.

En Santa Cruz, el parque Amboró era el más crítico en cuanto a las plantaciones ilícitas: un 111% de crecimiento con relación a la gestión 2018. En estas áreas no solo la problemática de la coca está vigente, sino también la producción de cocaína en megafábricas.

Alex Villca es vocero de la Coordinadora Nacional de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap). El dirigente indígena se centra en el caso del Madidi y reveló que existe el sobrevuelo de avionetas “todos los días” en diferentes comunidades en el norte de La Paz. Además, dijo que existen pistas clandestinas de aterrizaje que sirven al narcotráfico.

No sabemos hacia donde se trasladan, pero están de manera permanente surcando los cielos en diferentes direcciones, eso no lo veíamos en el anterior Gobierno, pero ahora por la pandemia se ve más, es algo que empieza a agudizar y esperamos que el Gobierno actué con base en lo que establecen las leyes y haga cumplir lo que manda la Constitución y no solo tome acciones distractivas”, relató Villca.

Áreas de Santa Cruz

Santa Cruz también tiene problemas de narcotráfico en sus áreas protegidas. Además del Amboró, donde existe 510.066 hectáreas con plantaciones ilegales, existen problemas en reservas como el parque Noel Kempff Mercado y San Matías. El ministro Del Castillo comentó que en los últimos días se encontraron dos megafábricas de cocaína en la primera reserva natural.

La autoridad recalcó que cada laboratorio producía 240 kilos de cocaína al día y que al menos 12 personas trabajaban en cada espacio. En los operativos no hubo detenidos. Estos lugares contaban con cocinas, dormitorios y servicios higiénicos. “Esto demuestra la magnitud de la actividad ilícita que realizaban estas personas”, recalcó Del Castillo.

En San Matías también se desbarató un laboratorio de fabricación de cocaína. El pasado jueves hubo una balacera con las mafias de narcotráfico. En el área natural se encontró una pista de aterrizaje clandestina y también bultos con droga: 200 paquetes de cocaína, que representan 204 kilos de la sustancia controlada.

El subdirector de la Felcn, coronel Jurgen Corrales, informó que en los dos últimos meses se destruyeron 16 megafábricas de cocaína en Santa Cruz, Chapare, el norte de La Paz y Beni. Incluso añadió que se encontró un “pequeño laboratorio” en Tarija.

En el Tipnis los grupos de narcotráfico operan en varias comunidades. Hace una semana se destruyó una fábrica que producía 500 kilos de cocaína al día. Dos jornadas después se encontró otra que fabricaba 100 kilos de la droga al día. Y el viernes se halló un narcolaboratorio que tenía la capacidad de procesar 200 kilogramos diarios de la sustancia.

Comentarios