Escucha esta nota aquí

El nuevo modelo del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Legislativo iniciará su gestión con una misión de impacto internacional: buscar que la Organización de Estados Americanos (OEA) se retracte sobre su denuncia de fraude electoral en los comicios del año pasado. Los legisladores electos se contactarán con la Fiscalía para que esta entidad pida a la OEA las pruebas de irregularidades en la elección de 2019.

Uno de los pioneros en este pedido es el senador electo Félix Ajpi, quien representa el MAS por la ciudad de El Alto. El flamante legislador adelantó que se hará gestiones para que la OEA emita una "aclaración" sobre la auditoría de las elecciones del año pasado.

"Ahora tenemos que exigir a la OEA una aclaración fehaciente, que limpie la imagen del Estado Plurinacional (de Bolivia) y de 11 millones de habitantes, porque el daño no fue solamente al MAS, sino al país en su conjunto. A Bolivia se le hizo conocer como un país corrupto e irresponsable para buscar espacios de poder", declaró Ajpi, según un reporte de la red Erbol.

La OEA concluyó que en las elecciones del año pasado hubo un fraude electoral que benefició a Evo Morales. Tras conocer el estudio, la población radicalizó sus medidas de presión y el expresidente tuvo que abandonar Bolivia el 10 de noviembre. En esta gestión se celebraron nuevos comicios y el MAS obtuvo un 55% de respaldo popular. Es por esta victoria que los sectores afines al masismo señalan que la OEA "inventó" las conclusiones del estudio.

Leonardo Loza es un histórico en la dirigencia cocalera del Chapare. Hoy es senador electo y está en la línea de pedir a la OEA una explicación sobre los resultados de la auditoría de las elecciones del año pasado. El electo legislador apoya que la misión diplomática acuda a instancias internacionales para posicionar la idea del MAS: que en Bolivia no hubo fraude la pasada gestión y que hubo un golpe de Estado.

"La OEA debería estudiar ambos resultados: El año pasado se ganó con más de diez puntos y ahora se venció con más del 50 %. Entonces, ¿por qué dicen que hubo un 'fraude monumental'? Eso debe explicar, el pueblo es sabio y no se equivoca. Estoy de acuerdo en que una de las primeras tareas en el Senado es pedir a la OEA que se rectifique", remarcó Loza.

Al respecto, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró que comparar los resultados de las elecciones de 2019 y 2020 en Bolivia "está en un límite de burrez bastante grande" y ratificó que en los comicios del año pasado hubo irregularidades en varios aspectos del proceso técnico.

Mientras, el presidente electo de Bolivia, Luis Arce, pidió la renuncia de Almagro al cargo en la OEA y se sumó a la ola de críticas al representante internacional por parte de dirigentes sindicales y de su partido. "No estamos de acuerdo que un organismo importante esté en manos de gente con la camiseta puesta de un partido político o una tendencia política en la región y que se inmiscuya en asuntos internos de un país. Si hizo eso en Bolivia, imagínese, puede hacerlo con cualquier otro país, y eso no podemos permitirlo", reprochó Arce.