Escucha esta nota aquí

Luego de la denuncia de que el Gobierno nacional habría adjudicado el contrato para la compra de pruebas de PCR para la detección de Covid-19 con un supuesto sobreprecio hoy, desde la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento (Aisem) indicaron que el proceso de compra continúa y que hasta fin de mes podría estar llegando un primer lote de este insumo médico.

"No se va a hacer una nueva licitación, porque eso sería un perjuicio al país. Ya que se ha verificado que no ha habido ninguna irregularidad", informó a EL DEBER Hernán Pereira, director de la Aisem.

Pereira indicó que no hay hasta el momento ninguna impugnación al proceso de la empresa uruguaya ATGen que hizo la denuncia de que el Gobierno boliviano estaría adquiriendo 672.000 pruebas por un valor total de Bs 47,3 millones a la empresa china Lasa Holding y que ellos la habrían ofrecido la misma cantidad por Bs 22,3 millones.

No presentó certificaciones

Al respecto la ministra de Salud, María Eidy Roca informó hoy que el Gobierno no le compró reactivos a AtGen, porque los que ofreció no tenían la calidad ni la garantía necesaria.

"Bolivia no compró ni comprará ninguna medicina, ni ningún insumo de salud que no tenga calidad internacional. La empresa AtGen ofertó reactivos que no tienen la garantía de calidad que exige la FDA que es el sello de garantía de EEUU y tampoco de la Comisión Europea", explicó Roca.

Por su parte, Pereira señaló que la convocatoria se realizó el 30 de julio y fue publicada en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes). La apertura de las propuestas se la realizó el 5 de agosto en presencia de los representantes de varias de las empresas que se había registrado para la licitación.

En el momento de la apertura se verifica la documentación y todos los requisitos que han sido pedidos en la convocatoria. En los mismos solicitaron seis documentos, pero dos eran fundamentales para llevar adelante el proceso, uno es el formulario de la cotización y el otro es el de las especificaciones técnicas.

"La empresa uruguaya, en su propuesta, no presenta el formulario de especificaciones técnicas y no se lo puede pasar por alto, porque en el mismo, a parte de las certificación internacional, se pide la validez de los reactivos que sean seis meses como mínimo, el plazo de entrega, el tipo de especificaciones técnicas para poder evaluar la prueba del reactivo, el lugar de entrega, son una serie de requisitos que se establecen en ese documento. La empresa uruguaya no lo presenta, por lo tanto, queda invalidada para poder ofertar. Si bien presenta el precio más bajo, sin embargo, no específica qué tipo de producto y de qué calidad es", dijo Pereira.

El primer lote

Pereira indicó que al continuar el proceso de licitación, se estima que a fin de mes llegaría un primer lote.

"Hasta antes de fin de mes por lo menos llegaría un lote, es necesario porque hay apuro en el país de tener las pruebas. Continuamos con la licitación. Ha sido una manera equivocada de impugnar el proceso, pueden todavía hacerlo a través de la vía administrativa, pero ellos han olvidado de poner un documento fundamental en su propuesta", dijo Pereira.