Escucha esta nota aquí

La espera terminó. Remmy Gonzáles Atila juró ayer como nuevo ministro de Desarrollo Rural. Se trata de la tercera autoridad que llega al cargo en los cinco primeros meses de la era del presidente Luis Arce. La designación fue sugerida por la Confederación de Comunidades Interculturales, una de las organizaciones que son parte de la estructura del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Pedirles a nuestras organizaciones la mayor de las colaboraciones con nuestro ministro y va a haber cambios que, sin duda, vamos a tener que hacer para tener los objetivos y lograr los resultados que todo el pueblo boliviano, especialmente el sector agropecuario está esperando”, afirmó Arce durante el acto formal de juramento que se produjo en el hall de la Casa del Pueblo.

El nombramiento de Remmy Gonzáles demoró ocho días desde que su antecesor, Edwin Characayo, fuera aprehendido y destituido por recibir un soborno de $us 20.000 para el saneamiento de una propiedad ubicada en San Ramón, a 182 kilómetros al noreste de Santa Cruz de la Sierra.

Antes de Characayo, entre noviembre y los primeros días de diciembre de 2020, estuvo en ese despacho Wilson Cáceres -otro integrante de ese sector intercultural- que fue echado por nepotismo.

El exministro, acusado de cohecho entre otros delitos vinculados con la corrupción pública, fue enviado a prisión preventiva por cinco meses, tiempo en el que la Fiscalía probará sus acusaciones. Y justamente ayer, cuando Gonzáles era posesionado en el cargo, Characayo fue trasladado desde las celdas judiciales de La Paz hasta el penal de Palmasola en Santa Cruz.

En su alocución, tras la toma de juramento, Arce aseguró que en su administración no se tolerará ningún tipo de corrupción. “Hemos enfrentado lamentablemente hechos que no pueden volver a ocurrir en ningún ministerio, en ninguna institución pública. Vamos a ser implacables con la corrupción, venga de donde venga”, enfatizó el Mandatario.

Agrónomo de formación, la nueva autoridad fue respaldada por los productores de Cuatro Cañadas, en Santa Cruz. “Ojalá que no volvamos a incurrir en ningún tipo de error y desde la familia intercultural le respaldamos plenamente”, afirmó el primer secretario de los Interculturales, Inocencio Adalid Carvajal, en contacto con los periodistas.

Pero el nombramiento no estuvo resuelto hasta el mediodía de ayer. Por la mañana, el mismo Carvajal informó que su sector había enviado “una lista de cuatro nombres” con las propuestas, mientras que el sector de las mujeres Interculturales planteó que su principal ejecutiva, Angélica Ponce, sea la nueva autoridad en Desarrollo Rural, un área clave del gabinete económico, según resaltó ayer el propio jefe de Estado.

Durante los ocho días que demoró la selección y elección del nuevo ministro, los ministros de Gobierno, Eduardo del Castillo, y de Justicia, Iván Lima, fueron cuestionados por el sector intercultural. El primero, argumentando una supuesta “trampa” contra Characayo, mientras que a Lima le pidieron explicaciones por decir que, según las investigaciones, dirigentes de San Julián iban a recibir coimas para la titulación de esas tierras.

“Hemos confiado en él y esperamos que nos responda con sinceridad. Son compañeros que conocemos y tal vez hubo una mano negra que le hizo pisar el palito (al exministro)”, sostuvo Óscar Castro, el segundo secretario de las Comunidades Interculturales.

Lima y Del Castillo dejaron la Casa Grande del Pueblo sin hacer ninguna declaración pública.

Técnico

Gonzales fue viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario entre 2008 y 2009, en el gobierno de Evo Morales, luego dirigió la Empresa Estratégica de Producción de Semillas, posteriormente fue gerente de la Empresa Estratégica Producción de Abonos y Fertilizantes y en ese cargo presentó el “primer biorregulador agrícola boliviano”. También regentó la empresa de producción de miel.

El presidente Arce le encomendó “desempolvar” los proyectos de producción para la sustitución de importaciones, producir e incentivar para aumentar la producción de trigo. También le encargó la mejora de las semillas, consolidar la soberanía en la producción de abonos y fertilizantes. Por último, le pidió acelerar la industrialización de producción nacional como frutas y pescados.

“Vamos incentivar la producción de carne de pescado, como se hizo con la carne de res, con precios accesibles, en fin, diversificar el consumo con la variedad que tenemos de productos amazónicos, ese es el reto que tenemos con el Ministerio Desarrollo Rural”, dijo el mandatario

El nuevo ministro aseguró que el país debe caminar hacia la seguridad alimentaria con soberanía, lo que significa que el país decidirá qué se produce, qué se come y qué se exporta. Dijo que la base de la alimentación es la producción de “alimento sano”, aunque no especificó a qué tipo de alimentos dará prioridad.

“Que los precios sean justos, que todos puedan acceder; la inocuidad también es importante porque sean sanos, nutritivos. No podemos comer por comer, necesitamos estar fuertes para superar la pandemia”, puntualizó en su discurso el nuevo ministro.

“A mi pregúntenme sobre lo que voy a hacer”, afirmó Gonzales tras ser consultado sobre los hechos de corrupción que enlodaron y afectaron la gestión de su ministro. “En la medida en la que nos pidan información, nosotros vamos ayudar”, afirmó ante la insistencia de los periodistas y, en ese marco, pidió tiempo para informarse mejor sobre los asuntos que requieren ser atendidos por su ministerio, así como por las áreas técnicas de la entidad.

De hecho, el presidente Arce señaló que hay varios temas pendientes en el gabinete económico vinculados, específicamente, con la producción de alimentos.

En todo caso, la designación de Gonzales Atila, como ministro de Desarrollo Rural y Tierras, fue destacada por la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores (Cappo), desde donde consideran que la nueva autoridad tiene experiencia en el agro tanto en el oriente como en el occidente.

Isidoro Barrientos, presidente de Cappo, indicó que Gonzales, es ingeniero agrónomo, productor en unas 100 hectáreas de soya, en la que rota con la siembra de girasol y sorgo, un predio en Colonia Berlín (Santa Cruz). 

Sostuvo que el nuevo ministro es de La Paz y que hace unos 20 años radica en Santa Cruz, precisamente en el municipio de Cuatro Cañadas, desde done nacieron los respaldos para que pueda jurar como nueva autoridad de Estado.

Conoce el sector y si se rodea de buenos técnicos puede hacer una gran gestión, pero en política nunca se sabe. Sin embargo, pedimos que las autoridades destinadas al agro tengan continuidad, para poder avanzar en los distintos problemas que afectan tanto a los grandes como a los pequeños productores”, indicó Barrientos.

Dirigentes de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) y la Asociación de Productores de Oleaginosa y Trigo (Anapo) no se expresaron aún. Representantes de este sector expresaron su preocupación por la la demora en la designación del nuevo ministro ante la necesidad de contar con un interlocutor en el Gobierno.

Siempre que era abordado por los periodistas, el exministro Characayo se refería a sí mismo como persona de campo y gran conocedor de las necesidades del sector productivo. No obstante, no tuvo una relación buena con los productores agropecuarios de Santa Cruz, la región que genera el 70% de los alimentos que se consumen en Bolivia y también se exportan.

Coca

El nuevo ministro tomó anoche posesión de su despacho, ubicado en la avenida Camacho de La Paz, con una compleja agenda, pero el asunto que generó más tensiones tiene que ver con la pugna por el mercado de la coca de los Yungas de La Paz. Su antecesor había señalado que la pelea entre los productores de coca era un “entre privados”, a pesar de que una de las direcciones de ese ministerio avaló la instalación de un centro de acopio de este vegetal.

El senador Félix Ajpi (MAS) indicó que también está demorada la “pacificación entre los hermanos cocaleros”, precisamente por la destitución de Characayo.

El conflicto hace 10 días provocó bloqueo heridos en La Paz. La Asociación de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) está dividida entre dos bandos.

Comentarios