Escucha esta nota aquí

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, manifestó que la fecha de las elecciones se mantiene para el 18 de octubre, pero que no le incomoda que la Asamblea Legislativa quiera aprobar una ley para ratificarla.

Romero explicó que, el aprobar la fecha de las elecciones es atribución y una competencia del TSE y la razón por la cual se acudió en dos oportunidades anteriores a la vía legislativa fue para tratar de plasmar un acuerdo político. Pero la atribución es plena del Órgano Electoral, como poder autónomo del Estado. La resolución es jurídicamente suficiente para llevar adelante el proceso electoral, añadió.

“Sin embargo, así lo ha señalado el TSE en reiteradas oportunidades, si la Asamblea considera que puede generar más tranquilidad o más certezas para ciertos sectores, de que la Asamblea acompañe la decisión del TSE, bienvenida la iniciativa”, manifestó.

Subrayó que la decisión de postergar las elecciones se tomó en base a informes técnicos, proyecciones académicas de centros de investigaciones y sobre trabajos independientes que aplican metodologías internacionales sobre la evolución de la pandemia de coronavirus en Bolivia.

Estos estudios coinciden en que el pico de la pandemia se situará entre principios de agosto, hasta los primeros días de septiembre. “Esta fue la razón principal para haber postergado el proceso electoral hasta el 18 de octubre”, manifestó.