Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) recibió denuncias contra Juntos, Creemos y Comunidad Ciudadana (CC) también por la difusión de encuestas, tal como sucede con el MAS, según reveló a EL DEBER su presidente, Salvador Romero.

La autoridad, en una entrevista con este medio, anticipó que todas las acusaciones “seguirán el debido proceso y recibirán un fallo apegado a la norma”, estando, en este momento, en la fase de refutación de los demandantes, tras recibir los descargos de los denunciados.

En el caso del “instrumento político”, son varias las causas abiertas, por diferentes sectores, que exigen que el partido de Evo Morales pierda su personería jurídica y no participe de los comicios generales de esta gestión, tal como sucedió en 2015 con Unidad Demócrata (UD) en Beni, cuando uno de sus integrantes, Carmelo Lenz, reveló datos de un estudio de opinión, ocasionando que queden fuera de la carrera electoral 228 candidatos.

Respecto a los tiempos de análisis de las demandas, Romero dijo que son “breves”, pudiendo existir resoluciones “en días, máximo en pocas semanas”. Detalló que “esos plazos son excepcionales en las otras áreas de la justicia y se explican, por supuesto, por las características y las necesidades del proceso electorales”, garantizando que existirá “solidez jurídica” en cada una de las decisiones.

En el caso específico del MAS, su candidato, Luis Arce Catacora, en una entrevista con el canal Abya Yala, reveló que estudios de opinión internos indican que su postulación está por encima del 40% de preferencia electoral, con una diferencia de más del 10% en relación al segundo, e incluso se animó a apostar que no habrá una segunda vuelta electoral.

El artículo 135 de la Ley del Régimen Electoral prohíbe la difusión de estudios en materia electoral cuando estos sean “anónimos”, aspecto en el que se fundamentan las acusaciones contra el partido de Morales.