Escucha esta nota aquí

Por tercera vez, la Fiscalía presentó cargos contra el exministro de Salud, Marcelo Navajas. Ahora lo acusa de incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y delitos contra la salud. El Ministerio Público espera que hasta el viernes se realice la audiencia de medidas cautelares.


El memorial de ampliación fue presentado por los fiscales por el caso de la compra irregular de los 170 respiradores españoles y, de acuerdo con el informe emitido por Bolivia Tv, el exministro delegó toda la responsabilidad en el exministro de Gobierno, Arturo Murillo.


Según el abogado defensor de Navajas, Oswaldo Zegarra, fue Murillo quien presionó para la compra de los respiradores, pese a las observaciones que había y que no se podía presentar la denuncia ante las autoridades judiciales por dos razones, la primera es por el contexto político que existía en el país y la segunda porque todas las pruebas estaban en las oficinas de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) y que esas oficinas estaban controladas por el Gobierno de Jeanine Áñez.


Navajas fue aprehendido en mayo de 2020, un mes después que asumiera el cargo. En ese entonces, la Fiscalía lo imputó con ocho delitos: malversación, uso indebido de influencias, uso indebido de bienes y servicios públicos, incumplimiento de deberes, delitos contra la Salud Pública, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica y de ese modo se inició la investigación.


En diciembre de 2020 el Ministerio Público volvió a imputar al exministro, esta vez bajo los delitos de, uso indebido de influencias; aunque ese delito ya figuraba en la primera imputación. Esta es la tercera imputación y los tres delitos por los que se lo imputa, ya figuraban en la primera acusación.


Este miércoles, el exministro pudo volver a lo que fue su despacho a recoger sus enseres personales, porque en mayo del pasado año salió de su oficina para declarar ante la fiscalía y ya no volvió a su cargo.


La Fiscalía paceña pide seis meses de detención preventiva para la exautoridad que ya estuvo encerrada en mayo del pasado año.

Comentarios