En la provincia de Jujuy hay al menos 12 vías bloqueadas por comunidades indígenas, que están en contra de la nueva Constitución de esa región. Una periodista argentina descartó que afines de Evo Morales estén tras los conflictos en el norte argentino

24 de junio de 2023, 12:21 PM
24 de junio de 2023, 12:21 PM

En las ciudades del norte argentino empieza el desabastecimiento de combustibles debido a los bloqueos que instalaron las comunidades indígenas de esa región, quienes están en protesta contra la propuesta de Constitución de la provincia de Jujuy. Son al menos 12 vías que están interrumpidas y que son la conexión con el centro de Argentina, de donde llega la gasolina y diésel. Si este bloqueo persiste, existe el temor de que los carburantes bolivianos pasen de contrabando a ciudades argentinas.

Alfredo González, dirigente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Jujuy, explicó que cuando existen cortes de rutas en el norte argentino las estaciones de servicio son perjudicadas porque falla la logística de internación de los carburantes a esa región. González detalló que la gasolina y el diésel llega a las ciudades argentinas desde La Plata, Córdoba o Salta.

“Nosotros tenemos una logística de más de dos días para traer combustible desde las diferentes refinerías, ya sea de La Plata, Córdoba o de Salta, donde tienes una ingeniería para coordinar la cantidad, la capacidad de las estaciones con el tiempo que demora un camión en llegar. Cuando pasan estas cosas se rompe esta ingeniería y empiezan los desabastecimientos. Hoy por hoy, en las estaciones del norte, sobre todo en La Quiaca, Tilcara, cada vez nos cuesta más que esa ingeniería llegue a esas estaciones de servicio y tengan combustibles”, remarcó González.

En la provincia de Jujuy todavía se mantienen cortes de vías y según medios de comunicación de esa región son 12 rutas que tienen horarios para circular. Luego, son bloqueadas por los protestantes, que son los pueblos indígenas de esa región. La periodista argentina Laura Ballatore, en diálogo con el programa ¡Qué Semana! de El Deber Radio, informó que el conflicto en el norte argentino bajó sus decibles y que ahora solo hay cortes de vías programadas.

“(En Jujuy) la situación está tranquila. Persisten algunos cortes de rutas, ya no son totales. Se logró la intervención de las autoridades federales para que autoricen la intervención de la Gendarmería para que ayuden a despejar los cortes en algunas rutas. Permanecen (las protestas) en la zona de salida de la provincia de Jujuy para ir a Salta, ahí hay cortes, pero cada hora se habilitan. Lo que sí están más duros es en la zona de Quebrada y Puna, ahí es donde están las supuestas comunidades originarias, pero hemos visto en ese lugar muchos porteños (de Buenos Aires)”, informó Ballatore.

La periodista descartó que ciudadanos bolivianos afines a Evo Morales sean parte de las protestas en la provincia de Jujuy y dijo que en esa región se podría saber fácilmente si existe asesoramiento del Movimiento Al Socialismo (MAS) en este conflicto. Lo que sí confirmó Ballatore es la presencia en Jujuy de afines al presidente argentino, Alberto Fernández.

Mientras, González remarcó que las consecuencias de los cortes de ruta en Jujuy afectan al servicio de logística de reparto de los combustibles. El dirigente recordó que hace ocho años hubo una protesta similar y que obligó a que los transportistas opten al contrabando de gasolina y diésel desde Bolivia por pasos no habilitados.

En la actualidad, el Gobierno de Bolivia ejecuta un plan nacional para evitar el contrabando de diversos productos a los países vecinos, entre ellos los carburantes, que son más baratos en suelo boliviano y que por eso pasan las fronteras del país de manera ilegal. En Villazón, en la frontera con Argentina, ya hubo un enfrentamiento con contrabandistas y en más de una ocasión estas mafias incendiaron los puestos de control.