Escucha esta nota aquí

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, magisterio, Comité Cívico, gremiales, transportistas, jubilados, adultos mayores, universitarios, institutos y otras organizaciones convocaron a la primera marcha contra los decretos 4640 y 4641 que obligan a la portabilidad del carnet de vacunas. La marcha empezará este lunes en La Ceja de El Alto y culminará en la plaza San Francisco.


“Vamos a ir con la marcha a exigir la abrogación inmediata de los decretos (4640 y 4641), vamos a dar plazo, ya se han hecho la burla con sus postergaciones. Nosotros no estamos contra el Gobierno ni contra la vacuna, pero no nos pueden obligar a vacunarnos”, dijo el dirigente cívico Gregorio Gómez, luego de confirmar la realización de la columna.


Estas organizaciones sumadas a la Federación de Campesinos de las 20 provincias de La Paz se oponen tenazmente a los dos decretos, además pidieron la destitución del ministro de Salud, Jeyson Auza, por imponer esta medida.


Entretanto, la organización de campesinos convocó para mañana  a un ampliado de sus dirigentes en la ciudad de El Alto, donde también tomarán decisiones, porque hasta el momento no hubo respuesta al ultimátum al Gobierno para anular los dos decretos.


“Las 20 provincias recién mañana (lunes) vamos a analizar, nosotros vamos a salir con una marcha para que abroguen los decretos, así nomás un ministro no puede imponer medidas, mañana vamos a tomar decisiones”, dijo el máximo ejecutivo de las 20 provincias, Pedro Laruta.


El sábado, el Presidente del Estado, Luis Arce, fue abucheado por campesinos de la zona Sur de La Paz, quienes lo rechiflaron por sugerir que deberían vacunarse. Arce dijo al final que no importaba que lo silben y que el Gobierno seguiría con el plan de vacunas.


Las hierbas


Gómez dijo que en tres olas de coronavirus, los campesinos y la mayoría de los ciudadanos alteños combatieron la enfermedad con hierbas medicinales y después de dos años les están exigiendo la vacunación, cuando no creen en esa forma de prevención.


“En el 2020 se han salvado la mayoría con medicina tradicional y los que han ido a terapia intensiva o al hospital, han salido en ataúd, ahora están bajo la tierra y el pueblo tiene conocimiento de eso. Hay más confianza en las medicinas tradicionales, tenemos plantas y hierbas, nosotros tenemos nuestros naturistas, nuestros hermanos kallawayas pueden curar muchas enfermedades”, espetó el dirigente.


Según Gómez, el propio gobierno está perdiendo el respeto de la población por tratar de imponer una medida de salud que nunca tuvo aceptación en El Alto y  eso generará más convulsión. Dijo que la postergación que dispuso el Gobierno es un engaño, porque les obligarán el uso del carnet de vacunación desde el 26 de enero y será obligatoria la vacuna.

Comentarios