Escucha esta nota aquí

Varias organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) han anunciado que se sumarán a las movilizaciones convocadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, de control masista, en protesta porque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) aplazó para el 18 de octubre las elecciones generales 2020.

El Gobierno, que ha señalado al expresidente Evo Morales como incitador de las movilizaciones, le ha conminado a asumir la responsabilidad de las consecuencias de estas movilizaciones, pues las fuerzas del orden actuarán en apego a la Constitución.

La Policía boliviana tiene la misión específica de la defensa de la sociedad, la conservación del orden público y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio boliviano”, dijo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, advirtiendo que no se permitirá caos en Bolivia.

Reclaman falta de consenso

El diputado del MAS Édgar Montaño señaló que, por el momento, no se puede anticipar la cantidad de personas que se movilizarán esta semana, por la actitud unilateral tomada por el presidente del TSE, Salvador Romero.

“Nadie en estos momentos puede predecir cuán grandes serán las marchas que se realicen en todo Bolivia. De acuerdo a lo que se conoce, evidentemente, va a ser en gran cantidad. Es lo que ocasionó Romero al no haber concertado y no haber consultado a los partidos políticos”, manifestó Montaño.

El diputado Montaño dijo también que los ministros Yerko Núñez y Arturo Murillo “andan soñando todo el día con nuestro jefe de campaña, Evo Morales”.

“Con seguridad, de todo y nada nos van a acusar. Eso no es nuevo. Lo que sucede es que uno de sus delfines, Salvador Romero, no ha podido realizar tranquilamente el diferimiento de las elecciones al 18 de octubre, por eso ahora nos echan la culpa a nosotros”, añadió.

"No perderemos la democracia"

En la otra orilla está Guillermo Paz, representante nacional de la plataforma 21F, quien cuestionó las amenazas de las organizaciones y cocaleros afines al MAS.

Según Paz, en una reunión nacional la posición de la plataforma 21F quedó clara. "Los ciudadanos y las plataformas son los que hicieron escapar al jefe del MAS; estamos en un nuevo movimiento político, la población ha perdido el miedo a cualquier amenaza de estos grupos de choque del MAS y esa misma población está dispuesta a pelear por la democracia, obviamente con las plataformas liderando ese movimiento, y si se tiene que salir a las calles, vamos a hacerlo, pero no perderemos la democracia”, sostuvo.

Piden una 'retractación' de la fecha

Ayer, el MAS en Cochabamba y sus organizaciones sociales dieron ultimátum al TSE para que mantenga la primera fecha de las elecciones, el 6 de septiembre, bajo amenaza de realizar movilizaciones desde el lunes 27 de julio.

Renato Salas, secretario ejecutivo de la Central Única de Trabajadores Campesinos de Sicaya, en reunión con organizaciones sociales, campesinos, productores, transportistas, mineros cooperativistas, entre otros, dijo que se determinó exigir a Salvador Romero que se retracte sobre la postergación de las elecciones.

Por su parte, las cuatro regiones del departamento de Potosí (Centro, Sud, Sudoeste y Norte), sacaron una resolución donde determinan el rechazo a la postergación de las elecciones y anuncian su movilizaciones. Señalaron que llegarán a la ciudad de La Paz, para sumarse a las protestas del martes 28 de julio.

Los “Ayllus en Paz”, del sur de Oruro, también marcharán para que el TSE se retracte de su posición con respecto a la postergación de las elecciones del 6 de septiembre.

La Federación Única de Trabajadores Campesinos de Chuquisaca (Futpoch), en un ampliado de emergencia, determinó marchar este martes, "en defensa de las elecciones generales del 6 de septiembre, la salud, educación, y defensa de los recursos naturales".

Asimismo, la provincia Tapacari de Cochabamba, se pronunció en rechazo a la postergación de las elecciones generales y piden al TSE garantizar las elecciones en dos meses, caso contrario tomarán medidas drásticas en respeto a la democracia.

En tanto que la Federación Departamental Tupac Katari y ejecutivos provinciales de La Paz, culpan al Gobierno transitorio por este nuevo retraso de las elecciones y anunciaron que no permitirán la suspensión de las elecciones para el 18 de octubre.

Por último, la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba exigió al TSE, el respeto a la democracia del pueblo boliviano, garantizando las elecciones del 6 de septiembre, exigiendo el cumplimiento de los acuerdos entre las organizaciones políticas y el TSE, además de la Ley 1304 y el cumplimiento del calendario electoral.

Posición del TSE

Con respecto a la modificación de la fecha de las elecciones, Salvador Romero, presidente del TSE, dijo días atrás que la institución analizó que tenía competencias y facultades para hacer cualquier modificación, mediante una resolución, como por ejemplo la fecha de la elección.

Explicó que para tomar esta decisión se consideraron todos los parámetros técnicos y científicos vinculados con la pandemia. “Hemos revisado y analizado, considerado un conjunto bien amplio de informes técnicos y científicos”.

La autoridad electoral invitó a todos los actores sociales, políticos y regionales a contribuir y coadyuvar en la realización exitosa de la jornada de votación, "que sea un momento de reencuentro de los bolivianos", manifestó.