Escucha esta nota aquí

Después de que la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra anunciara nuevas restricciones para contener el rebrote y explosión creciente de casos de contagios de Covid-19 en la ‘ciudad de los anillos’, el tejido empresarial y agropecuario de la región expresa no estar de acuerdo con la perspectiva de una cuarentena rígida atribuyendo que no es conveniente en la actualidad.

Según el presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), Fernando Hurtado, las empresas vienen de un 2020 de lucha y sobrevivencia porque la pandemia ha afectado a pequeños, medianos y grandes emprendimientos, “por lo que no creemos que una cuarentena rígida sea lo más conveniente, a fin de que las actividades se mantengan de la forma más normal posible. Las empresas de todos los sectores se han adecuado a los protocolos de bioseguridad”, dijo.

Precisó que en reuniones interinstitucionales y de coordinación con la Gobernación y Alcaldía cruceña, Cainco ha manifestado que se deben tomar medidas más dirigidas al control del cumplimiento de las normas que permitan mitigar la situación sanitaria, “de esta forma se garantizaría el desarrollo de las actividades económicas”.

Aclaró que Cainco, desde hace unas semanas, impulsa la campaña ‘Cuidémonos Para No Parar’ que apunta a incentivar la conciencia y responsabilidad de las personas en todas las medidas de prevención para evitar mayores contagios.

Desde la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), el presidente Reinaldo Díaz, expuso que son momentos muy complicados para el sector, dado que el rebrote de la pandemia implica una disminución de la demanda de muchos productos porque la población asiste con menor frecuencia a lugares públicos y regula sus gastos. “A esto se suma que la mayoría de las actividades no funcionan a plena capacidad y disminuyen los ingresos de las personas”, manifestó.

El dirigente agropecuario anotó que, si a lo anterior se le aplican restricciones totales por jornadas, es complicado porque generará el cierre de miles de unidades productivas que buscan formas para salir del golpe que dejó la primera ola de la pandemia. “Debemos trabajar todos para que se cumplan las medidas de bioseguridad, pero no ir a una restricción rígida porque podemos llegar a tener desabastecimiento de algunos productos y recuperar la capacidad productiva que se pierde no es simple, ni de corto plazo”, insinuó Díaz.

Desde la Asociación Departamental de Avicultores (ADA), el presidente Ricardo Alandia, reclamó coherencia a las autoridades. “Ojo que no estoy diciendo que no tomemos medidas, pero ya sabemos de memoria que son tres y simples. Hay que determinar cuántos asintomáticos hay contagiando y con pruebas de laboratorio, no pagadas sino gratuitas, se resuelve este asunto”, puntualizó.

El dirigente avícola relievó un dato no considerado. “Ustedes creen que por cerrar un fin de semana el virus se va ir, no. Un 60% de la población de Bolivia tiene trabajo informal, si no trabaja no come. No se pueden tomar medidas sin esos datos, lastimando aún más la economía que ya está destrozada”, aludió Alandia.

Desde el Gobierno Municipal afirman que todas las acciones se coordinaron con todos los sectores, quienes estuvieron de acuerdo para seguir manteniendo las actividades que permitan que Santa Cruz se levante. “Nuestra prioridad es proteger la vida y mantener la economía y estamos seguros que ambas cosas no son excluyentes. Las acciones también apuntan a que la ciudadanía siga cuidándose, aplicando todas las medidas de bioseguridad, es el mensaje permanente que mantenemos. Si nos cuidamos todos podemos seguir trabajando y realizando nuestras actividades, por lo que depende de cada uno de nosotros cuidar todo lo que hemos logrado”, subrayaron.

Además, aducen que el mundo entero apunta sus medidas por el camino que vienen marcando, sabiendo que es posible enfrentar el rebrote y cuidar la vida sin tener que encerrarnos.

Medidas juegan en contra

Para el secretario de Relaciones de la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Juan Carlos Vargas, las restricciones solo reducen la posibilidad de reaccionar positivamente a la crisis económica y social que se presenta en la coyuntura de pandemia.

Afirma que los más perjudicados son los micro y pequeños empresarios y las familias trabajadoras dependientes del sector mypes que, en gran parte, no cuentan con medios de transporte propio, con relación a las grandes empresas. “Lo que deben hacer las autoridades ediles es generar mayor control en los medios de transporte público y en los mercados, en general, para que se cumplan las medidas de bioseguridad”, demandó Vargas.

Centros comerciales

Para la directora de Beauty Plaza, Martha Cristina Franco, lo más importante en el tema de medidas sanitarias para el control del Covid-19 es que la población tome conciencia y respete las normas y conductas que minimizan el riesgo, “pero lamentablemente eso no se está dando y los controles por parte de las autoridades correspondientes para que se cumplan son prácticamente inexistentes”, dijo, al acotar que todos tienen que sacrificarse para salir adelante y mantener los negocios en pie. “No puede seguir la población sin control como si nada pasara, es inconcebible”.

Desde Las Brisas Centro Comercial creen que todos los sectores han sido golpeados con esta situación. “Cuesta mucho tomar las medidas ya que inmediatamente se tienen repercusiones; sin embargo, creemos que son necesarias para intentar frenar la pandemia. Por nuestra parte se acatará la medida, y esperamos que pronto podamos reactivarnos sin tener que nuevamente caer en situaciones cómo está que preocupan a todos”, indicaron.

Comentarios