Escucha esta nota aquí

Rubén Castillo, responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud de Cochabamba, informó este miércoles sobre la aparición de seis nuevos casos de coronavirus, detectados el martes 26 mediante pruebas de diagnóstico. Por lo tanto, los confirmados en todo el departamento llegan a 345 por el momento.

Dos de estos positivos se registraron en el municipio de Sacaba y cuatro en Chimoré, en el trópico cochabambino, casos que, supuestamente, fueron importados de La Paz y Santa Cruz.

Castillo detalló que en la actualidad hay 2.534 descartados por laboratorio, 40 sospechosos para investigación, 18 personas fallecidas y 60 pacientes recuperados.

El predominio por sexo: 55% masculino y 45% femenino. Entre los casos positivos hay 14 policías de varios municipios, incluido algunos del trópico.

“Estamos viendo con cierta preocupación que hay pacientes jóvenes y menores de 10 años que están sumándose al cuadro.  Al momento, ninguno de los pacientes reviste gravedad”, manifestó el epidemiólogo.

Discriminación a recuperados

Rubén Castillo considera que en la zona metropolitana y en los municipios puede haber varias personas con sintomatología de Covid-19 o con otras patologías similares, que prefieren soportar las molestias para evitar el rechazo de sus vecinos.

La autoridad del Sedes reveló que el martes por la tarde recibieron una notificación que pacientes, a los que se les dio de alta de hospitales, sufrieron persecución en sus barrios, donde los increparon e incluso hubo intentos de golpearlos.

La intolerancia persiste en este momento. Por esa razón, las personas toleran su sintomatología y evitan ir a una consulta o llamar para un apoyo médico. Vemos a diario la discriminación social a los pacientes Covid-19”, lamentó Castillo.

Capacidad de hospitales

Por el momento, el sistema de salud del departamento tiene capacidad limitada. Se está instalando más de 25 áreas de aislamiento para pacientes confirmados con sintomatología leve en los diferentes municipios del departamento.