Escucha esta nota aquí

Mientras el país vivía una ola de posesiones de autoridades departamentales y locales, el presidente, Luis Arce, envió un mensaje a estas nuevas autoridades y les recordó que su partido es mayoría en el país, llamó a sus bases a conservar la unidad para pelear contra los supuestos "intentos desestabilizadores de los opositores".


“La derecha no duerme hermanos, la derecha está ahí, quiere desestabilizarnos por eso más que nunca unidad hermanos. Tenemos que demostrar a esa derecha que con esta montera y con esta vestimenta (del Norte de Potosí) no se juega. Somos mayoría, y haremos respetar nuestra mayoría”, dijo ante cientos de campesinos en la localidad de Macha.


El presidente no acudió a ningún acto de posesión de las autoridades subnacionales de su partido, llegó a la inauguración de un colegio en la población potosina de Macha, para celebrar el solsticio de otoño y la fiesta De la Cruz, así lo reflejó en su cuenta personal de Twitter.


“La #Pachamama es sagrada y con estas celebraciones las comunidades muestran respeto por ella, cuando realizan ofrendas por otro año de fertilidad. Orgullosos de nuestra plurinacionalidad”, decía uno de los tres tuits que mandó el Jefe de Estado desde esa región.


Quien sí fue invitado fue su antecesor, Evo Morales, que acudió a la posesión de su sobrino, Adhemar Wilcarani Morales, que juró como alcalde de la ciudad de Oruro. Morales, ataviado como antaño con su traje negro y franjas horizontales de motivos andinos estuvo en la testera del acto protocolar que se celebró en la capital del folklore.


“Agradezco la invitación a participar en la posesión del flamante alcalde de #Oruro, Adhemar Wilcarani” había publicado el expresidente en su cuenta Facebook.


En el resto del país, los masistas acudieron huérfanos de apoyo gubernamental a los tribunales de Justicia a ser posesionados en sus respectivos cargos.


El MAS obtuvo las gobernaciones de Potosí, Oruro y Cochabamba. En otras tres gobernaciones como es el caso de La Paz, Chuquisaca y Pando tiene una notoria mayoría en las asambleas departamentales que le permiten el manejo desde los legislativos de esas regiones.


Asimismo, tiene más de 270 municipios del área rural, esas cifras le permitieron al presidente asegurar que son mayoría en todo el país.


Desde la oposición cruceña, el gobernador Luis Fernando Camacho le envió un mensaje al mandatario: dejar la persecución, respetar las libertades de todos y enfocarse en enfrentar la pandemia y la crisis económica.


"Le ofrezco que trabajemos juntos para superar estos problemas y así en el camino, ayudar a salvar la vida de los bolivianos. Recapacite en su actitud hacia Santa Cruz y hacia todas las regiones que no se sometieron y votaron por una opción política e ideológica distinta a la suya. Usted tiene la obligación de gobernar para todas las regiones de Bolivia. Las autoridades, presidente, no somos dueños de la plata del pueblo, somos servidores del pueblo, somos empleados del pueblo", le manifestó desde la testera.








Comentarios