Escucha esta nota aquí

Los médicos de Guayaramerín se dan modos para socorrer a los pacientes que llegan con la salud complicada hasta el hospital municipal de esa población situada en la provincia Vaca Díez, del departamento del Beni. Ese municipio registra 224 casos confirmados y 12 fallecidos, según el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

María Inés Cuéllar, una de las dos internistas de ese nosocomio, afirmó que ante la falta de los reactivos tuvieron que activar otras formas de detectar los males de los pobladores. Una vez con los resultados y previo análisis de los estudios se procede con el tratamiento contra el virus.

La cruceña María Inés Cuéllar, trabaja en el hospital de Guayaramerín

“Muchos llegan con los síntomas y con los pulmones demasiado dañados, pero se hace lo humanamente posible para ayudarlos”, afirmó esta profesional nacida en Santa Cruz. Agregó que por ser una zona endémica de malaria y de dengue los pobladores creen que se trata de un resfrió y no le dan la importancia necesaria al Covid-19, por lo que cuando quieren reaccionar ya están con un cuadro clínicamente grave.

En ese centro hospitalario que actualmente está colapsado se encuentran unas 50 personas internadas, la mayoría son tratadas como pacientes con coronavirus, sin que hubieran llegado los resultados de las pruebas. En otros casos se guían solo por los síntomas e imágenes de rayos X y los estudios tomográficos.

Por la falta de una sala de terapia intensiva equipada muchos pacientes no logran recuperarse y terminan muriendo. Según Cuéllar, en el último tiempo, hubieron pacientes que lograron ser estabilizados, pero después fallecieron por falta de terapia e insumos por lo que es urgente una sala de terapia intensiva, que ayudaría a evitar que la persona pierda la vida. De ese nosocomio también fueron dados de alta 14 personas. Actualmente, existen cinco que están a punto de ser enviados a sus casas y más del 60% con la salud estable. 

En el hospital de Guayaramerín trabajan dos internistas y siete médicos generales. Este viernes este municipio inició un rastrillaje por cuatro distritos para detectar a pacientes con Covid-19, aislarlos y comenzar con el tratamiento.