Escucha esta nota aquí

Marcelo Campos

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, inauguró las elecciones generales en Bolivia y resaltó las inéditas medidas de seguridad que se emplearán, en un acto que se cumplió en La Paz, en el edificio del órgano electoral con la presencia del vicepresidente, Álvaro García Linera. 

El órgano electoral empleará los sistemas de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y de Cómputo Oficial en el proceso de escrutinio de los votos de manera pública y con el acompañamiento de la empresa que realizará la auditoría concurrente, de seguimiento y control.

"Las elecciones generales que encaramos se desarrollan en un escenario con elementos nuevos que nos permiten garantizar la transparencia", aseguró. Choque sostuvo que tanto el TREP como la auditoría concurrente, entre otros elementos, construyen una democracia cada vez más fuerte, robusta y participativa. "La ciudadanía puede estar tranquila porque se han asumido las medidas necesarias para resguardar su voto", aseveró.

En tanto, Sandra Kettel, presidenta del TED, llamó a los 1,8 millones de personas que emitirán su voto en Santa Cruz a apersonarse a los recintos electorales, a tiempo de asegurar que la votación es transparente. Asimismo, comentó que los delegados de los partidos políticos recibirán una copia del escrutinio para que hagan el seguimiento al proceso electoral.

"Nos comprometemos a llevar adelante y con eficiencia este proceso, unas elecciones transparentes con resultados que demuestre la voluntad del pueblo a través de un sistema de cómputo confiable", resaltó.

Veedores



Los comicios cuentan con la presencia de veedores de la Organización de Estados Americanos, Unión Europea, Mercosur, Unión Interamericana de Organismo Electorales y misiones diplomáticas, entre otros.

Más de 7,3 millones de ciudadanos están habilitados para participar en la jornada de votación en la que se elegirá al presidente, vicepresidente y legisladores.