Escucha esta nota aquí

La hostilidad en K'ara K'ara, zona sur de Cochabamba, se mantiene. Luego de una asamblea de los bloqueadores tras la detención de cinco personas que eran parte del bloqueo de siete días, ahora impiden el ingreso de las brigadas de rastrillaje.

En las imágenes del clip de la radio Periodista por el Cambio,  se ve a una persona en plena asamblea que rechaza la cuarentena rígida, se pide la renuncia del alcalde José María Leyes, se exige la liberación de los tres detenidos que fueron llevaron a La Paz, además de la libre circulación de los mototaxistas de la zona sur. 

Además, demandan la reactivación de la construcción del tren metropolitano, el cumplimiento a la subvención de la luz, rechazan las brigadas de rastrillaje y refutan el cobro de créditos en los bancos. También ponen el 6 de septiembre como fecha tope para la realización de las elecciones nacionales.

Sobre el tema de las brigadas de rastrillaje, Sofía Rocha, presidenta de los Cocha Voluntarios ratificó, en declaraciones a la prensa cochabambina, que hay hostilidad de parte de los pobladores de K'ara K'ara, por lo que no realizarán el rastrillaje en esa zona.

La joven contó que el miércoles, ella y otros miembros de las brigadas de rastrillaje fueron a la zona para conversar de manera amigable con los pobladores, pero recibieron agresiones verbales y físicas. "Una persona de la zona nos apartó de lugar, se puede decir que nos salvó, pero eso no evitó que nos lleguen piedras y palos", dijo Rocha.

El Gerente de la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (Emsa), Christian Cuéllar, indicó que cada día se acumulan entre 600 y 700 toneladas de basura. Tampoco se pudo entrar al relleno sanitario con los camiones recolectores, debido a amenazas de los denominados 'autoconvocados' y por la falta de garantías.

Para conocer

El viceministro de Régimen Interno y Policial, Javier Issa, explicó sobre un operativo conjunto entre las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana en el que se procedió al desbloqueo de K'ara K'ara que ya llevaba una semana. "Se aprehendió a cinco personas, pero ninguna era de la zona. Se trata de gente pagada por dirigentes para bloquear. Ellos indicaron que se les había pagado Bs 150 por día en el bloqueo", reveló Issa advirtiendo que el Gobierno no va a permitir que estos hechos delincuenciales sigan adelante. 

Issa también dijo que este tipo de operativos se realizarán en cualquier momento y que los bloqueadores van a ser detenidos y acusados por sedición y atentado a la salud pública.