Escucha esta nota aquí

"Te voy a quemar vivo". Así reaccionó un vecino de la zona Max Paredes de La Paz contra uno de los brigadistas que realiza el rastrillaje en la sede de Gobierno. La persona, que se encontraba sin barbijo, amenazó a los voluntarios tras negarse a que le hagan la prueba rápida contra el coronavirus. Hoy, el municipio paceño cumplió su quinto día de visitas a domicilios para verificar casos de Covid-19.

"Te voy a quemar vivo aquí mismo (…) A mí no me interesa (el coronavirus), no tengo miedo", dijo la persona que supuestamente se negó a que le realicen la prueba rápida. El vecino, según un video difundido en las redes sociales, se encontraba sin barbijo y recibía el reproche de otros ciudadanos que le decían que "de una vez" se haga la prueba.

Al respecto, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció que iniciará un proceso penal contra la persona que amenazó al brigadista. El burgomaestre pidió a la ciudadanía respetar el trabajo de los funcionarios que realizan el rastrillaje. 

"Mientras los voluntarios hacen un trabajo monumental trepando las gradas y barrios de nuestra ciudad, deben soportar amenazas absurdas como estas. Mañana presentaremos una demanda judicial. El trabajo de los médicos y brigadas debe ser protegido al máximo", escribió Revilla en su cuenta de Twitter. 

Hoy, La Paz vivió su quinto día de rastrillaje y hasta ayer se detectaron 36.960 personas con coronavirus. Son 600 brigadas desplegadas en toda la sede de Gobierno y solo la jornada del viernes llegaron a 10.729 viviendas. Además, se entregaron 9.863 paquetes de medicamentos a las familias que precisaban el tratamiento.

En redes sociales también existen críticas al trabajo de las brigadas. En la zona Santa Rosa de La Paz, según video de un vecino, se evidencia que los brigadistas pasaron por toda una calle y no tocaron ninguna puerta para realizar las pruebas. El alcalde paceño, Luis Revilla, afirmó que el rastrillaje se lo realiza por manzanos y no "puerta a puerta".