Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) en La Paz fue cauto. Estableció su centro de cómputo con 20 operadores y 9.000 delegados y espera tener hasta hoy el resultado final. Mientras su oponente, Santos Choque, de Jallalla, salió poco antes de las 23:00 y se declaró ganador de la segunda vuelta para gobernador.

Todo el operativo del oficialismo, que muestra el aparato que maneja este partido, fue montado con jóvenes militantes que hicieron llegar los resultados al centro de cómputo, donde se procesan los datos.

Se dividieron en tres secciones; La Paz, El Alto y provincias y ocuparon dos ambientes de la casa de campaña del MAS, ubicada en la avenida Montes.

Anoche, este grupo de trabajo había alcanzado un 25% de avance en su recuento. De hecho, fueron más rápido que el conteo del TSE, y el encargado de este equipo, Edmundo Nogales, aseguró que hasta el lunes por la mañana podrán tener un resultado muy cercano al oficial. “De todas maneras vamos a esperar los resultados con cautela”, insistieron en el lugar.

Las 9.000 personas desplegadas en todo el departamento se encargaron del control electoral, y posteriormente de monitorear el cómputo.

Según informaron los propios dirigentes del MAS, los delegados tenían que tomar foto al acta de cómputo y enviar esa foto a un sistema que diseñaron; ahí se recuperan los datos y se pasa a otro responsable de tabular los datos que llegan desde las provincias, principalmente.

El candidato Franklin Flores acudió a sufragar a la localidad de Sica Sica, en la provincia Aroma, acompañado de su mamá, dos niños que ingresaron con él al recinto de votación y de otros dirigentes del sector campesino. Saludó a la gente, dio declaraciones en su lengua nativa y fue a su mesa para emitir su voto

“Convoco a los paceños para que vayamos y votemos, construyamos democracia en nuestro departamento”, expresó Flores, a tiempo de señalar que se siente satisfecho con su labor, puesto que llegó a todas las provincias paceñas y cada uno de los 87 municipios del departamento.

Por la noche no se lo vio. Dirigentes cercanos señalaron que se había quedado durante toda la jornada en el área rural, y que se trasladaba a La Paz.

El MAS no programó ninguna manifestación con sus militantes. No los convocó ni tampoco se concentraron de forma espontánea.

De hecho, sí se vieron rostros de preocupación y nadie, ni en el Gobierno ni en la dirigencia, se animó a pronunciarse.

Jallalla

Otro, muy distinto, fue el ambiente que se observó en la casa de campaña de la agrupación Jallalla, en El Alto.

El jefe del partido, Leopoldo Chui, declaró vencedor de la segunda vuelta a su candidato Santos Quispe.

“Responsablemente nosotros aguardamos los resultados en el plazo que establece el TSE, con mesura, con paciencia, pero de lo que hemos obtenido de las actas hasta este momento, tenemos buenos resultados, que es la garantía de que ganamos”, afirmó el dirigente político.

Aunque aún no terminó el cómputo oficial, el candidato Santos Quispe se declaró ganador de la segunda vuelta para gobernador de La Paz y dedicó el resultado a su padre Felipe Quispe “El Mallku”, a quien sustituyó en la postulación después de su fallecimiento.

“Esta victoria lo vamos dedicar a él, vamos a entrar con el ajayu de Felipe a la gobernación y no lo vamos hacer quedar mal, vamos a gobernar muy bien con transparencia y humildad que tenemos nosotros”, dijo Santos en el festejo realizado en El Alto, reportó Erbol.

Aseveró que, según los datos de la agrupación, salió victorioso, incluso arrasando, en las provincias, pero también en El Alto y la ciudad de La Paz. Dijo que es respetuoso del cómputo que hace el Tribunal Electoral y que se hará el control respectivo, pero no cree que el MAS pueda sobrepasarlo.

Chui pidió paciencia para esperar los resultados finales, que se conocerán en la semana, pero dijo que las actas son su aval.

Comentarios