Escucha esta nota aquí

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz aprehendieron a Martín Valentin Limachi, quien confesó haber asesinado a su hijastro, Álvaro A. A., con la ayuda de sus tres hijos menores de edad. El cuerpo, fue cercenado y algunas partes fueron lanzadas al río y otras enterradas.

La víctima fue reportada como desaparecida en septiembre de 2020 y hasta la fecha se desconocía de su paradero, pese a las constantes investigaciones policiales.

El comandante de general de la Policía, Jhonny Aguilera Montecinos, informó que fue una niña quien alertó a su madre del comportamiento agresivo de su progenitor luego de sorprenderlo sosteniendo “relaciones zoofílicas”, en su vivienda de la zona de Llojeta, cerca de la avenida Max Fernández.

La mujer denunció el caso ante efectivos policiales, quienes iniciaron una investigación y con la ayuda de canes detectaron algunos restos del cuerpo de Álvaro, que estaban semienterrados en el patio del domicilio.

Aguilera indicó que Martín confesó el asesinato de su hijastro y que las otras partes del cadáver fueron arrojadas a un río cercano a su casa.

“El hombre ha recibido la cooperación de tres de sus hijos, de 12, 14 y 16 años, quienes maniatan a la víctima conjuntamente; el padrastro procede a cercenar la cabeza, el rostro, los miembros inferiores y el tórax”, detalló el comandante.

El jefe policial explicó que el sindicado implicó a sus hijos en el hecho de sangre para comprometerlos y evitar que lo denuncien ante la Policía. Además, dijo que el hombre carece de emociones y sentimientos, según una evaluación psicológica.

Comentarios