Escucha esta nota aquí

Los vocales del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) son responsables de elegir en el libro de turnos al vocal constitucional dirimidor, quien tendrá el criterio para determinar si la postulación del expresidente Evo Morales como candidato a primer senador por Cochabamba es legal o ilegal, según el presidente del TDJ, Jorge Quino. El proceso se llevará adelante hoy, 3 de septiembre.

La situación se da en medio de denuncias contra vocales y jueces que supuestamente responden al masismo. El martes, 1 de septiembre, los dos vocales de la Sala Constitucional Segunda de La Paz empataron a un voto, uno a favor y otro en contra, sobre la postulación de Morales como candidato a senador. De ahí la necesidad de convocar a un vocal dirimidor

Quino, en entrevista con Radio Panamericano, dijo que cuando hay disidencia se convoca por orden de turno. "Ante la existencia de disidencia hay un orden, ¿a quién le tocará?, es un libro que tienen (los vocales), no tengo acceso y los vocales verán a quién le tocará y lo convocarán".

Desde Comunidad Ciudadana, el candidato a la presidencia, Carlos Mesa, dijo que la ley boliviana establece que las salas Constitucionales están compuestas por dos vocales y al disponer la incorporación de otro vocal por decisión de sus propias autoridades se estaría modificando la composición estructural de las salas fuera del marco de la Ley y usurpa las atribuciones que le corresponden al legislador para la modificación o cambio de las leyes.

Con este actuar, el candidato observó "las gravísimas consecuencias que esto conllevaría para la democracia y el Estado de Derecho".

Mesa recordó que el Tribunal Supremo Electoral dispuso con fundamentos la inhabilitación de Morales, porque resultaría un contrasentido que "el principal autor y responsable del fraude electoral" en las elecciones fallidas de 2019 se beneficie con un acto doloso realizado por su propia persona (existe un principio universal de derecho que señala que “nadie puede beneficiarse con su propia torpeza”).

Además, Mesa apoyó su argumento en el artículo 149 de la Constitución que exige para ser candidato a la Asamblea Legislativa Plurinacional la residencia de forma permanente al menos los dos años inmediatamente anteriores a la elección de la circunscripción correspondiente, requisito que Evo no cumple al salir del país en 2019 tras renunciar al Poder (vivió primero en México y ahora en Argentina).

Mientras tanto, Wilfredo Chávez, exministro y apoderado de Morales, presentó un amparo constitucional porque considera que su defendido tiene derecho a ser candidato para las próximas elecciones, según ABI.

En días pasados, el periodista Humberto Vacaflor denunció, vía Twitter, que el "juez dirimidor" sería el "vocal masista Israel Ramiro Campero Mendez, ahijado del exministro de Justicia de Evo, Héctor Arce Zaconeta, y asesor jurídico de García Linera".

A su vez, el candidato de la agrupación Libre 21, Jorge Tuto Quiroga, exigió que se sancione al vocal René Delgado, que en audiencia de amparo apoyó la candidatura de Evo Morales y en el pasado emitió sentencias que favorecieron al MAS, condenando a sus opositores, según Erbol.

“Bolivia indignada exige que el Estado sancione a este juez Delgado y estará pendiente del voto de un tercer juez dirimidor, que debe respetar la Constitución y no dar la impunidad al pervertido tirano prófugo”, manifestó Quiroga.