Escucha esta nota aquí

El comandante general de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, reveló que en lo que va del año se registraron 726 denuncias de maltrato contra niños y adolescentes en todo el país y que la mayoría de los hechos ocurre en Santa Cruz.

Aguilera señaló que al menos ocho menores de edad sufren algún tipo de agresión cada día. “La mayor tasa se presenta en Santa Cruz, con el 41% de los casos y le sigue La Paz”, afirmó Aguilera este lunes a la red Unitel.

Las agresiones suceden desde el abandono a una mujer embarazada, abandono a niños, además de una serie de violencia que conlleva un inadecuado vivir para el futuro de un menor de edad, aseguró.

Aguilera anunció que la Unidad de Protección Infantil será fortalecida a raíz del alto índice de violencia contra niños y adolescentes. “Este es un problema que afecta por lo menos a la mitad de los niños en el mundo”, dijo.

En las próximas horas se convocará a autoridades o representantes de varias instituciones como el Ministerio Justicia, alcaldías municipales y  gobernaciones para generar una estrategia comunicacional de prevención de violencia contra niños y adolescentes.

Pidió a la población que crean en sus hijos y que no se presten “oídos sordos” porque en muchos casos las denuncias no llegan hasta la Policía. Citó a la corrupción y al miedo de los menores de edad, como los principales factores para que muchos casos no se conozcan.

En el caso del médico Hans Bowles Antelo, que es acusado de violencia intrafamiliar por maltratar a su hijastro, de 11 años, Aguilera lo calificó como una persona violenta.   

“No solo agredió al menor, tenemos evidencia material, que incluso ejercía violencia contra sus trabajadores. A lo largo de su existencia él (Hans Bowles) ha sufrido algún tipo de agresión, que impide generar mecanismos correctivos que no pasen por el ejercicio de la violencia”,  expresó Aguilera.

Bowles pasó la noche en el penal de Palmasola, a donde la justicia lo envió con detención preventiva por seis meses. El caso salió a la luz pública a raíz de las denuncias de los vecinos de la familia del galeno, que se percataron del maltrato al hijo de su pareja.

Comentarios