Escucha esta nota aquí


Con gritos de ¡fuera!, ¡fuera! y ¡Oruro se respeta!, una veintena de personas agredieron con piedras y botellas a la caravana que trasladaba al binomio de Creemos, Luis Fernando Camacho y Marco Pumari. Los incidentes se produjeron en las inmediaciones de la plaza del Casco Minero.


El fotógrafo que acompañaba la caravana registró la agresiones y fue increpado por un grupo de personas, quienes, piedras en mano, aguardaron la llegada de los camiones y los micros de la caravana. Róger Barba señaló que, si bien hay algún golpeado por las piedras, no se produjeron heridos y solo constató daños materiales a los vehículos.

En el vídeo que compartió Barba se observa a vecinos aguardando la llegada de Camacho mientras acumulan piedras para arrojarlas. Además, tras el paso de los vehículos, amenazaron al fotógrafo con insultos y le gritaron que se fuera de Oruro.

El candidato presidencial, Luis Fernando Camacho, tenía previsto arrancar su caravana desde la Plaza del Casco Minero, en Oruro. Subido en un camión, y junto a Marcos Pumari, se acercaba a la plaza para recorrer la ciudad en busca de votos.

Al acercarse el primer vehículo de la caravana, las piedras y botellas golpearon parabrisas y carrocería de los rodados. Como consecuencia de la agresión, se reportan daños en las movilidades, pero no así en los asistentes a la caravana, que después del incidente, pudo seguir su recorrido.

Los enardecidos agresores también enfocaron su ira contra el fotógrafo, a quien, además de golpearle con piedras, lo insultaron por su origen oriental y lo amenazaron.

En conversación con EL DEBER, Barba señaló que se encuentra en buen estado y que, por fortuna, las amenazas no pasaron a mayores.

Desde las redes sociales de Luis Fernando Camacho, el candidato ha compartido un par de vídeos donde se muestra cercano con la gente de Oruro. "Gracias hermanos orureños por tanto cariño", destaca el candidato, restando importancia al incidente.

 Tensión rodea a las caravanas

Resta un mes de campaña electoral y la tensión se aviva por momentosDías atrás, en Sucre, vecinos impidieron el avance de una caravana del MAS y obligaron a variar su ruta para poder continuar. En Camiri, la misma tienda política sufrió un incidente en su recorrido por la ciudad, puesto que varios vecinos arrojaron agua a las movilidades.

En esta oportunidad, se ha evidenciado el lanzamiento de piedras y botellas contra los participantes de la caravana.

El urbanista Fernando Prado se refirió a la escalada de tensión que se percibe en la campaña. En su cuenta de Twitter escribió: "Es criminal y será fatal el haber convertido la lucha contra el MAS en una pugna entre cambas y collas"Además, resalta que "todos pagaremos caro ese error. Pagaremos con el retorno del MAS al poder".