Escucha esta nota aquí

Falta medicamentos e insumos, los médicos sin condiciones de bioseguridad, carencia de oxígeno, material básico para limpieza en los hospitales; falta de reactivos para pruebas de Covid-19, más de un centenar de personas en espera de resultados de sus muestras y otro tanto, de sus resultados. Esas son las quejas del personal médico en Pando, donde, según el informe oficial del 11 de junio, había 175 casos positivos, 92 casos sospechosos y seis decesos. 

Esta situación propició que voces de distintos sectores pidan la habilitación del hospital de tercer nivel cuya infraestructura fue terminada el año pasado, pero que falta implementarse, algo similar a lo que ocurría en el municipio de Montero de Santa Cruz. Por esto, la Central Obrera Departamental (COD) emitió una resolución la semana pasada instando a las tres instancias de Gobierno a trabajar por la apertura de ese hospital.

La infraestructura, que según información de la página web de la Gobernación pandina, demandó una inversión de Bs 101 millones, aún falta ser equipada, pero se ha habilitado el laboratorio para realizar pruebas de Covid-19. “Es urgentísimo que el hospital funcione para atender a pacientes contagiados que cada día aumentan”, señaló Juan Gonzáles, secretario de asistencia social de la COD, que además promueve la campaña ‘Unidos por Pando’ para recaudar ayuda para la gente más necesitada.

La ministra de Salud Eidy Roca, anunció hoy en Bolivia Tv, que se dotarán de 95 camas para atención de pacientes con coronavirus en Pando, 20 de las cuales serán instaladas en el centro de Covid-19 'Centinela'm donde se atienden casos graves; además, aseveró de que el resto de las camas se instalarán en el hospital de tercer nivel una vez este sea implementado y equipado, aunque no precisó plazo para ello.

Asimismo, dijo que, para paliar la situación, se entregó 2.000 reactivos que se suman a los 800 que se dotaron anteriormente para las pruebas de Covid-19 en el laboratorio instalados en el hospital de tercer nivel. También anunció que se contratará a más de 450 personas para terapia intensiva, hospitalización, laboratorio y las brigadas que desde el lunes harán el rastrillaje ‘casa por casa’ similar al realizado la semana pasada en Trinidad, Beni, para detectar casos de la enfermedad.

El dirigente de la COD señaló que incluso el año pasado ya se tuvo un decreto que aprobaba los recursos (Bs 60 millones) para el equipamiento del hospital, pero que aún no se lo ejecuta. “Ya no necesitamos más inspecciones al hospital como la que han hecho las autoridades ayer; se precisa que se dejen de lado los colores políticos y se ponga a funcionar el hospital”, dijo Gonzáles.

Ante la consulta sobre esta demanda, la Gobernación de Pando señaló que se pronunciará en las próximas horas.

Respecto al encapsulamiento y el ‘rastrillaje’, el director nacional de epidemiología, Virgilio Prieto, indicó que ocho epidemiólogos estarán frente a esta labor, mientras que el ministro de Defensa, Luis Fernando López señaló que si bien “las condiciones no son las mejores”, se redoblarán esfuerzos y que más de 500 personas realizarán esta labor sanitaria.

Sin embargo, estos anuncios y entregas no consiguen calmar la desazón de diferentes sectores, especialmente los médicos que reclaman condiciones para atender casos de coronavirus sin ponerse en riesgo. Por ejemplo, en el centro Covid-19 existen 15 pacientes, ocho de los cuales están en estado grave para quienes no hay medicamentos, sobre todo oxígeno y otros insumos indispensables. “Llevamos cuatro días usando el mismo barbijo”, dijo el fin de semana un galeno que está en contacto directo con los pacientes.

En las últimas 24 horas, en Pando se han dado dos nuevos decesos por la enfermedad, una en el centro Centinela, de 44 años y otro en la Caja Nacional de Salud, de 60, informó el epidemiólogo del Sedes, Rodolfo Villarroel.