Escucha esta nota aquí

Si uno se queda en las cifras, puede creer que no hay peligro. El primer caso de coronavirus se conoció el 28 de marzo. Desde entonces, casi dos meses después, solo se han reportado 12. Pero la situación en Pando es altamente preocupante para sus autoridades y estos números no hacen más que generar una falsa tranquilidad entre los pobladores.

En el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), reclaman la desatención del Ministerio de Salud, que tiene calificado al departamento como de riesgo medio, cuando ellos consideran que existe un alto riesgo de contagio en estos momentos.

La falta de un laboratorio para procesar las pruebas es el principal argumento de las autoridades pandinas para sostener tal afirmación, a lo que se suma que los reactivos están tardando casi dos semanas en llegar desde Santa Cruz y La Paz.  

Kuniaky Murakami, director del Sedes Pando, indicó que los 12 casos confirmados son importados. “Tenemos 16 pacientes sospechosos, de los cuales ocho no tiene ningún nexo. Si uno de eso ochos se reporta positivo, quiere decir que en el departamento ya existe transmisión comunitaria”, señaló Murakami.

“Esperamos que la gente pueda entender de que no nos encontramos en días normales. En caso de existir transmisión comunitaria, probablemente en una semana, tendremos entre 100 y 500 contagiados”, agregó el galeno.

El alcalde de Cobija, Luis Gatty Ribeiro, indicó que se emitió un informe al Sedes en el que se declaran en riesgo alto y han decidido que continuarán en esa categoría hasta el 31 de mayo, tiempo en el que se mantendrá la cuarentena. “Nos vamos a reunir con los sectores para establecer un plan de bioseguridad y determinar cómo volver a nuestras actividades a partir del 1 de junio”, mencionó Ribeiro.

El comandante de la Policía, Abel Claros, exhortó a la población a usar el barbijo y pidió que en los centros de abastecimiento se tomen en serio las medidas de bioseguridad. “Evitemos salir de nuestra casa. Hagamos conciencia y empecemos a controlarnos entre nosotros mismos. Como fuerza pública vamos a ser estrictos, vamos a hacer cumplir la ley. Seamos todos entes de control”, pidió Claros.

La comunicadora pandina, Yusara Melena, se refirió al peligro que representa descuidar las fronteras en una zona que cuenta con varios puntos por donde la gente transita sin control. “Estamos acorralados, porque del lado de Brasil, tanto en Brasilea como en Epitaciolandia, los casos van en aumento. Corremos mucho peligro, a pesar de que hay control fronterizo, pero existe gente que circula por puntos no autorizados. Hay mucho movimiento clandestino y eso es preocupante”, contó.

Melena se quejó de la precariedad del sistema hospitalario en Pando y de la poca ayuda que se ha recibido del Gobierno.

Al respecto, el gobernador Luis Adolfo Flores, dijo que se han realizado todos los esfuerzos para mejorar la atención en los hospitales y se está gestionando más ayuda.

Por el momento, señaló que este sábado se entregó al Sedes 500 kits de medicamentos, cada uno con ocho fármacos, que contemplan azitromicina, omeprazol, aspirina, ivermectina, hidroxcicloriquina, cloroquina, paracetamol, vitamina C y complejo B.

De igual manera, informó de que se hizo entrega de un nuevo lote de material de bioseguridad para la Policía Nacional, que comprende de guantes de latex, gafas de protección, barbijos y ocho lavamanos, que serán instalados en diferentes estaciones policiales y en la cárcel de Villa Busch (Cobija).