Escucha esta nota aquí

Bolivia inicia hoy (lunes) el año escolar de una forma distinta a gestiones pasadas, debido a que la pandemia de coronavirus obliga al distanciamiento para cortar los contagios. En la mayoría de las zonas urbanas se imponen las clases a distancia, dado el alto riesgo del coronavirus.

En el caso de Santa Cruz, de las 3.035 unidades educativas que existen en el departamento, 1.553 (51,17%) tendrán clases en la modalidad a distancia, 855 (28,17%) en la forma semipresencial y 627 (20,66%), de manera presencial. Esto significa que más de la mitad de los colegios pasarán clases virtuales o por televisión o radio.

El Ministerio de Educación, en la Resolución Ministerial 01/2021 que rige la gestión escolar, dejó en criterio de las distritales educativas decidir por cuál de las tres modalidades optar (presencial, semipresencial y a distancia) según el grado de riesgo del virus.

El ministro de Educación, Adrián Quelca, informó que la mayoría de los establecimientos educativos del país inician labores a distancia dado el alto riesgo de contagio de coronavirus, aunque que en algunas zonas dispersas los estudiantes asistirán a la escuela porque la pandemia está controlada.

La autoridad insistió en que aquellos municipios o regiones que aplicarán la modalidad semipresencial o presencial deben contar con un informe de epidemiología del Ministerio de Salud, en el que se establezca que no hay casos de coronavirus.

Hoy la inauguración nacional de la gestión será en la localidad de San Andrés en Tarija. En el caso de Santa Cruz será a las 8:30 en la unidad educativa Don Bosco del área urbana.

Presencial

El director de la DDE, Gilberto Molina, explicó que debido a que todo el departamento está en riesgo alto de contagio, más del 50% de las unidades educativas, fiscales, particulares o de convenio decidieron aplicar la modalidad a distancia que será apoyada con acceso a internet gratis, con cartillas educativas y medios de comunicación como radio y televisión.

Agregó que en el otro extremo está el 20% del total de establecimientos educativos del departamento que retoma clases en aulas.

En el artículo cuatro de la RM 01-2021 se establece que los criterios básicos para la elección de esta modalidad es que cada curso de la unidad educativa cuente con menor o igual a 20 escolares por paralelo. En el siguiente artículo se complementa que otro criterio es que el riesgo de contagio de coronavirus sea mínimo.

Molina remarcó que los maestros con los directores deben vigilar que se cumplan las medidas de bioseguridad para evitar riesgo de contagios.

El municipio de San Ignacio de Velasco, que también abarca un distrito educativo, es el que tiene mayor cantidad de estas unidades, 116 en total; seguido de San Julián con 72; en tercer lugar está Santa Rosa del Sara que contabiliza 36; y San Matías con 32.

En el departamento en total hay 30 municipios que tienen centros con esta modalidad. Estos establecimientos están en áreas dispersas de Comarapa, Concepción, El Puente, Saavedra, Lagunillas, Mineros, Montero, Moro Moro, Pailón, Portachuelo, Saipina, Samaipata, San Antonio del Lomerío, San Carlos y San Miguel entre otros.

El centro educativo Jesús Nazareno en Yapacaní retomará labores presenciales. El director José Miguel Subirana indicó que se decidió asumir esta modalidad debido a que en cada curso tienen diez estudiantes y porque el municipio está clasificado en riesgo bajo.

Aunque agregó que, si el ritmo de contagios de coronavirus se acelera en el municipio, cambiarán de modalidad. El dirigente de los padres a nivel departamental, Marcel Solís consideró que ninguna unidad educativa del departamento y peor de la ciudad puede aplicar esta modalidad por el alto riesgo de contagio. “No se debe optar ni por presenciales ni por semipresenciales porque los padres y maestros deben ser conscientes que no se puede enviar a las unidades a los escolares por el riesgo de contagio” insistió.

Aunque, según el informe de la DDE, incluso en la ciudad hay establecimientos que pasarán clases en las aulas, en total son diez que están dentro del Distrito Educativo I. De estos, seis centros son privados y cuatro fiscales.

El dirigente nacional del magisterio urbano, Ludbin Salazar exigió a la DDE y a las Alcaldías dotar de elementos de bioseguridad en los establecimientos que asuman esta modalidad, pues en las inscripciones se evidenció que no se cuenta con estos materiales.

Agregó que las autoridades nacionales y departamentales deben asumir la responsabilidad si se registran focos de contagio en las labores presenciales.

Quelca confirmó que en el resto de departamentos también hay establecimientos que solicitaron esta modalidad.

“Hay varias solicitudes para iniciar las clases de forma presencial y semipresencial, coordinaremos ese asunto, porque no podemos poner en riesgo la vida de nadie. Identificaremos el grado de riesgo, para que el movimiento educativo sea el mínimo necesario”, dijo a tiempo de pedir las autoridades locales reevaluar la situación permanentemente para no poner en riesgo a los escolares.

El año pasado, cuando Quelca asumió la cartera de Educación aseguró que se retomarían las clases de forma presencial en el país. Sin embargo, esta semana enfatizó que se debe priorizar la modalidad a distancia, por el riesgo de contagio.

Semipresencial

Del total de establecimientos del departamento cruceño, más del 28% decidió asumir la modalidad semipresencial. Según la RM 01-2021 como requisito para esta se tiene que contar con poco más de 20 estudiantes por curso y para garantizar el distanciamiento social se dividirá cada curso en dos grupos, cada uno tendrá días diferenciados de clases y se deberán apoyar igual en las plataformas y cartillas.

En el departamento cruceño, los municipios que igual abarcan distritos educativos que eligieron esta modalidad están en Ascensión de Guarayos, 15 centros; en Porongo, 19; Cabezas, 12; Camiri, 20; San Javier, 24; Pailón, 25; Portachuelo, 23; Concepción, 24; Yapacaní, 24, entre otros.

La modalidad se aplica igual en la urbe cruceña. En la unidad, La Madre II se determinó comenzar con esta modalidad y subdividir en grupos cada paralelo y en días diferenciados. Aunque esta semana será de evaluación.

En Montero, la directora municipal de educación Leticia Machuca aseguró que no se retomarán clases presenciales, pero algunos establecimientos sí pasarán semipresencial por lo que se acondiciona las unidades educativas con fuentes de lavado de manos.

Esta modalidad también se asumió en otros departamentos. Por ejemplo, en Tarija, donde pese a las recomendaciones del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de evitar clases presenciales, hay dos municipios: Uriondo y Padcaya que se inclinan por clases semipresenciales.

El concejal del municipio de Uriondo, Milton Pérez, explicó que los niños de comunidades alejadas carecen del servicio de internet y de computadoras, lo que los obliga a tener que pasar clases una vez a la semana dependiendo de lo que decidan las autoridades educativas. Mientras el subgobernador de Padcaya, William Guerrero, admitió que no están dadas las condiciones para las labores escolares virtuales porque muchos estudiantes no cuentan con internet para quedarse en sus casas.

Distancia y materiales

En la modalidad a distancia, los padres y maestros cuestionan que aún no conocen las cartillas y la forma de acceso a la plataforma digital.

Esta semana, en la ciudad, donde la mayoría pasará clases virtuales, el maestro Romy Huanca indicó que hasta el viernes pasado no se les informó sobre la plataforma ni si deben asistir todos los maestros a la unidad educativa y desde ahí pasar las clases virtuales o si lo pueden hacer desde casa.

“Hay muchas incertidumbres y ante eso muchos profesores nos estamos organizando para que la educación llegue a todos”, sostuvo.

La dirigente departamental del magisterio urbano, Éricka Bráñez proyectó que este año nuevamente se tendrá dificultades porque de acuerdo a su experiencia, son pocos los estudiantes que tienen continuidad en las clases virtuales

Aunque, Bráñez destacó que la modalidad a distancia debe aplicar no solo la enseñanza virtual, sino apoyarse de cartillas y otros materiales educativos.

Esta semana se emitió una circular a las Direcciones Distritales de Educación (DDE) para que estas impriman las cartillas de secundaria con el apoyo de las Alcaldías.

En el documento se detalla la cantidad por departamento y por curso. Mientras que la impresión de los textos de los cursos de inicial y primaria estarían a cargo del nivel nacional.

Molina indicó que solicitó a los distritales pedir ayuda a las alcaldías de sus zonas y hasta la fecha no reportaron negativas. En cuanto al internet, Quelca remarcó que se gestionó el acceso gratuito con un código que será entregado a cada estudiante y maestro.

Agregó que se tiene previsto que entre la primera y segunda semana de clases se comience a distribuir las cartillas educativas en el país.

“Estamos convencidos de que, con el apoyo de los textos oficiales, la plataforma educativa y los programas a través de programas de Tv y radio podremos devolverle a la población el derecho a la educación”, agregó Quelca.

En la resolución 001/2021 se establece: del 26 al 30 de enero se debían desarrollar talleres de inducción dirigido a maestras y maestros sobre el uso de la Plataforma Educativa en línea del Ministerio de Educación que estará disponible a partir del 25 de enero del 2021".

Aunque el viernes 29, Molina indicó que aún seguía la capacitación y todavía no se permitía el acceso a la plataforma. Ese día en el marco de la aplicación de la modalidad a distancia, Quelca suscribió un convenio con redes televisivas y cadenas de radioemisoras, para la transmisión de clases en la franja Educa Bolivia. "La tele-educación es uno de los componentes de la modalidad a distancia que implementamos para resguardar la vida”, señalaba.

La iniciativa contempla una serie de programas educativos que se difundirán desde la inauguración de la gestión educativa. Las clases por televisión y radio se articulan con la plataforma educativa Moodle, donde estarán textos educativos y material de apoyo audiovisual. Además, cadenas de televisión cedieron espacios gratuitos.


Advertencia en privados

El vocero de Adecop en Santa Cruz, Gustavo Salvatierra, dijo que los 60 colegios afiliados se encuentran en emergencia “ante la posición del Ministro de Educación, que ha dispuesto las escalas de rebaja a las unidades escolares privadas”. Piden diálogo para concretar los acuerdos y enviarán una carta a la autoridad educativa para que “revise su posición”, señala Salvatierra. Advierte que, si en 24 horas no obtiene una respuesta favorable, el martes iniciarán un paro de actividades para reiniciar las clases el 8 de febrero.

Comentarios