Escucha esta nota aquí

Ante el aumento de casos de coronavirus en Tarija, el secretario de coordinación la Gobernación de ese departamento, Waldemar Peralta, informó que los números que se reportan, son producto del testeo masivo que se realiza en sus municipios, que superó las 60.000 pruebas, entre PCR y anticuerpos. Además, destacó que la tasa de letalidad es la más baja de todo el país, llegando al 2,2%.

La autoridad destacó que Tarija diagnosticó a más del 11% de toda su población— el nivel más alto del país— con un acumulado de más de 100 pruebas por cada 1.000 habitantes.

Peralta sostuvo que Tarija es el único departamento que reporta los casos positivos de pruebas de anticuerpos desde el 24 de agosto.

“Antes de esta decisión, se cruzaron los positivos PCR con los positivos de las pruebas rápidas, con muestras de los mismos pacientes y hubo un margen de error muy pequeño, razón por la cual se tomó esta determinación”, sostuvo Peralta.

La política de sumar las pruebas rápidas, cuando la incidencia es alta, se aplica en países como España y otros. Por ejemplo, dijo que recientemente Tarija reportó 466 casos de los cuales el 84% son por pruebas rápidas.

“Todas estas acciones se dieron para atenuar el crecimiento real de la curva de contagios, tener un diagnóstico precoz para evitar complicaciones, conocer el tamaño real de la pandemia, evitar el subregistro y por sobre todo tener la letalidad más baja del país”, destacó.

En la víspera, el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, dijo que, en todo el país, hay un descenso de casos de coronavirus, excepto Tarija, donde el Ministerio de Salud realizará una atención específica en las próximas horas.

“Estamos en un momento de desescalada. La situación está disminuyendo en nuestro país en ocho de los nueve departamentos. Tenemos problemas con Tarija y vamos a ver de trasladarnos allá para poder coadyuvar en las labores de contención”, manifestó la autoridad.

Pero con cifras en mano, Peralta sostuvo que la letalidad de Bolivia es del 5,6%, la de Santa Cruz un 9,2%; Cochabamba un 8,2% y la de Tarija tan solo un 2,2%. Este dato, según la autoridad, se aproxima al promedio mundial.

“El departamento de Cochabamba; por ejemplo, tiene 13.611 casos reportados y 1.127 decesos, Tarija tiene 14.036 casos reportados y 311 decesos; es decir, tenemos más casos que Cochabamba, pero tres veces menos fallecidos por Covid-19”, argumentó.

En ese sentido, explicó que la estrategia de Tarija, al igual que en el eje central del país, se basa en el diagnóstico, y la compra de respiradores, entendiendo que en 2015 Tarija sólo tenía cuatro de estos aparatos en el sector público.

Hoy superamos los 90; creemos que los enfermos se salvan en los hospitales. Pero la pandemia se la frena con pruebas y más pruebas. Incluso estamos innovando un nuevo sistema de testeo molecular, con muestras por saliva y en grupos. Por ejemplo, una familia de cinco personas por Bs 200, mediante la saliva podrá hacerse una prueba de Covid-19, esto va a incrementar de manera exponencial nuestra capacidad”, aseguró.

Señaló que el camino que tomó Tarija es el correcto, “ya que es el único probado en el resto del mundo y sabiendo que las estadísticas al final de la pandemia, encuentran al departamento con la tasa de letalidad más baja del país”.

La autoridad remarcó que su región en ningún momento ha sufrido por un sistema de salud rebasado; ni decesos en vía pública o episodios dolorosos, como en el resto del país.

Sin embargo, admitió que la situación es compleja y que las autoridades sanitarias actúan con mucha cautela, para evitar brotes críticos, por lo cual continúan con muchas restricciones, pidiendo a la población que mantenga el distanciamiento social.