Escucha esta nota aquí


Una hermana de la representante de la Defensora del Pueblo de Tarija, Carola Romero, fue denunciada por una presunta estafa económica a unas 250 personas, quienes ahora exigen que la acusada sea sometida a un proceso penal por este delito.


El martes, la mujer de 31 años de edad fue detenida y conducida a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) tras un allanamiento al domicilio de sus padres, por una orden fiscal.


Se prevé su audiencia cautelar en las próximas horas y las personas estafadas piden su detención preventiva. Liliana Reque, abogada y víctima de la presunta estafa, dijo a EL DEBER que la denunciada les pedía montos elevados de dinero a cambio de obtener ganancias por las ventas de productos que comercializa la empresa AIDISA.


“Hay víctimas desde hace dos años atrás. Ella sacaba dinero a personas pudientes bajo el argumento de que era funcionaria de la empresa Aidisa, donde trabajaba en el área de Marketing, y después con el paso del tiempo se enteraron de que ya no era funcionaria”, indicó.


Según Reque, el monto total de la estafa es de más de $us 3 millones aproximadamente.


Ante la denuncia, la referida empresa tuvo que divulgar un comunicado oficial para aclarar y desvirtuar que no está involucrado en el hecho doloso.


Nuestra empresa no es responsable de las acciones dolosas que una extrabajadora hubiera cometido en contra de terceras personas, haciendo uso indebido de nuestro nombre, logo y sobre todo de la credibilidad de la empresa en Tarija y en el país”, señala.


La representante departamental de la Defensora del Pueblo, Carola Romero, se limitó solo a dejar en claro que deslinda cualquier responsabilidad por la denuncia contra su hermana.

Comentarios