Escucha esta nota aquí

Líderes políticos y cívicos en Tarija rechazaron este sábado la aprobación de la ley de convocatoria a elecciones dentro de 90 días por el Movimiento al Socialismo (MAS), debido a que no existen condiciones de bioseguridad por el coronavirus y se pone en riesgo la salud de los electores. Además, coincidieron en la necesidad de impugnarla ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

El exasambleísta Willman Cardozo dijo que el plazo de convocatoria a elecciones, como plantea el MAS, atenta contra la salud de los bolivianos, ya que no puede estar la política por encima de la vida humana en plena pandemia con el riesgo latente del contagio.

“Si se impugna, el Tribunal Constitucional debería actuar y pronunciarse a favor del reclamo de la población, debido a que no cumplieron con los procedimientos para la aprobación de la ley y por vulnerar los derechos fundamentales de las personas, como es la vida y la salud”, expresó.

Para el senador Fernando Campero, las elecciones generales deberían postergarse hasta que los responsables de la salud en Bolivia consideren que se podría llevar adelante.

El alcalde de la ciudad de Tarija, Rodrigo Paz, se sumó a las protestas, al cuestionar el accionar de la bancada del MAS que prefirió la política por encima de la vida de los bolivianos. A su criterio, con la aprobación de la ley, se favorece al masismo dejando de lado la salud de la población.

El expresidente del Comité Cívico Teodoro Castillo dijo que las elecciones generales se podrán realizar cuando las condiciones sanitarias estén dadas y ahora no se puede poner en riesgo la salud como pretende el MAS.