Escucha esta nota aquí

Un residencial del centro de la ciudad de Montero fue el escenario de un hecho violento registrado la mañana de este martes, cuando una mujer fue atacada a puñaladas por su concubino que, a su vez, era su padrastro. Luego este se provocó heridas en un intento de eliminarse.

El informe, presentado por el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), coronel José María Velasco, señala que por información de los administradores del residencial, alrededor de las 9:00 llegó al local un hombre de nacionalidad brasileña y pidió alojarse, por lo que se le facilitó la habitación 22. Sin embargo, el hombre les dijo a los administradores de recepción que, en minutos, llegaría a buscarlo una señora y que la hicieran pasar hasta el cuarto.

Fue así que, minutos después, llegó una mujer, preguntó por el hombre y pasó a la habitación 22. Pasaron minutos y los recepcionistas escucharon gritos de auxilio y de inmediato acudieron al llamado. Tocaron la puerta, pero estaba asegurada por dentro, entonces el personal decidió derribarla para ingresar. Una vez en el interior encontraron a los dos heridos tendidos en el suelo y dieron aviso a la Policía.

La mujer fue auxiliada de inmediato y trasladada a una clínica pues, según la Policía, se evidenció que sufrió múltiples heridas en diversas partes del cuerpo. El hombre también presentaba heridas y fue trasladado al hospital municipal de Montero.

El coronel José María Velasco informó que en el escenario del hecho se encontraron dos cuchillos que el hombre utilizó para el delito. El jefe de la Felcv aseguró que, de acuerdo a las primeras pesquisas, el brasileño tiene 64 años y la mujer, 36. La Policía conoció que es padrastro de la mujer, pero en el celular de ella, la Policía encontró mensajes y conversaciones de audios en los que se puede entender que son concubinos. 

Asimismo, en el teléfono, los agentes de la Felcv encontraron mensajes en el que se evidencia que el hombre entregaba dinero a la mujer y al parecer este detectó algún indicio de infidelidad de su concubina por una supuesta relación amorosa con otro sujeto.

El jefe de la Felcv, coronel José María Velasco, confirmó que el hecho tiene su origen de tipo sentimental. Las pesquisas señalan que el agresor citó a su pareja al residencial en un ataque de celos, pero después de asestarle varias puñaladas, él se provocó lesiones graves en un intento de suicidarse. 

Ambos están internados en centros médicos de Montero, pero la Policía recibió últimos informes de los médicos, que señalan que el hombre ingresó a terapia intensiva y que la mujer es asistida y está mejorando.