Escucha esta nota aquí

Una reunión de evaluación de las seis federaciones de cocaleros del Chapare, realizada este viernes en Lauca Ñ, fue el escenario en el que el expresidente Evo Morales habló de fomentar la división entre la dirigencia de Creemos y la de Demócratas, que se aliaron para encarar las elecciones subnacionales.


“El grupo de Rubén Costas con (Fernando) Camacho, la semana pasada hicieron (un) acuerdo, pero se ha molestado creo su principal dirigente de Rubén y están renunciando, van a reconsiderar, quieren ir siempre como candidatos, ojalá se dividan, nosotros tenemos que procurar que se dividan y nosotros más bien unirnos, es una de las tareas que tenemos que hacer”, dijo Morales en esa reunión.


El 21 de diciembre, el exsenador Óscar Ortiz y el exsecretario ejecutivo de Demócratas, Vladimir Peña, renunciaron a ese partido, después que se produjera un acuerdo entre Rubén Costas y Luis Fernando Camacho.


En contacto telefónico, Peña dijo que las declaraciones de Morales no ameritan una respuesta porque se trata de una persona que tiene deudas con la democracia boliviana y que cometió fraude electoral y que la débil institucionalidad en la justicia le permite evadir rendir cuentas.


Según Evo Morales, esta alianza política es en realidad una alianza entre dos logias, Toborochi y Caballeros del Oriente. “Los Toborochi y los Caballeros del Oriente están peleados, aunque se han unido ahora”, dijo Morales ante sus seguidores reunidos en Lauca Ñ, municipio chapareño de Shinahota. La intervención del líder cocalero fue transmitida por la radio Kausachun Coca.


¿Logias?


“Yo no soy parte de ninguna logia”, dijo Vladimir Peña cuando fue consultado sobre las afirmaciones del expresidente y los vínculos entre Demócratas y Creemos. Afirmó que él y el exsenador Ortiz renunciaron por razones que fueron explicadas en su momento y no tienen nada que ver con las candidaturas de las que habla Morales.


Para el también jefe nacional de campaña del MAS, la explicación está clara, en las elecciones generales los partidos opositores lograron 470.000 votos y su partido 260.000, en cifras redondas. Dijo que si los opositores se dividen y dividen el voto, el MAS podrá tomar el municipio y la Gobernación de Santa Cruz.


Por esa razón, llamó a sus dirigentes de Santa Cruz a reflexionar. En el caso de la candidata a alcaldesa, Adriana Salvatierra, dijo que los dirigentes expulsaron a la exsenadora; pero las bases del MAS la proclamaron como candidata oficial.


“Los dirigentes están en otra cosa, están pensando en otros problemas. Siempre digo: el compañero de base, que nunca está pensando en ser concejal ni portero es el más fiel, el más leal, es el que más hace campaña sanamente y pensando en el pueblo”, dijo Morales que, al percatarse de que sus palabras se estaban transmitiendo por Kausachun Coca, ordenó cortar la emisión radial. 


"Qué pasa compañero, va ha hablar de secreto, déjelo por favor", dijo el expresidente y la transmisión fue suspendida.



  

Comentarios