Escucha esta nota aquí

El encuentro nacional virtual de la justicia concluyó recomendando independencia a la injerencia interna y externa, la asignación de mayor presupuesto, de incremento de personal, así como mejoras de la infraestructura con asientos propios, la consolidación de la institucionalización de los jueces y vocales de Bolivia y otros requerimientos importantes.

La reunión nacional congregó a más de 180 delegados de todo el país que intercambiaron opiniones con análisis y propuestas con miras a una justicia que de verdad sea un servicio para la sociedad, a la cabeza del presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Olvis Égüez.

Entre las recomendaciones más importantes del encuentro se fijan evitar por sobre todas las cosas, la injerencia externa e interna que fue motivo de profundo análisis. Por ello se propuso que se formule una iniciativa legislativa que otorgue una doble protección para el ejercicio de la función jurisdiccional, sin dejar de mencionar que la valentía de los jueces, se constituya en la herramienta idónea para evitar injerencias de cualquier tipo en su labor. 

Del mismo modo, se recomendó limitar los alcances de la función del Tribunal Constitucional Plurinacional para así evitar la injerencia del control de constitucionalidad sobre la justicia ordinaria.

El encuentro nacional también vio la necesidad de recomendar la desburocratización de las designaciones de jueces y personal subalterno. La designación de jueces debe ser únicamente mediante la Escuela de Jueces, bajo la modalidad de formación inicial para la convocatoria externa.

Así también se recomendó que debe consolidarse el proceso para la promoción de jueces en ejercicio de funciones. Debe haber un proceso de formación superior para ingresar a la carrera judicial como vocales de los Tribunales Departamentales de Justicia en caso de convocatorias externas e internas. 

Se vio necesario ampliar las competencias de capacitación de la Escuela de Jueces, consolidar la institucionalización de los jueces y vocales que no sean parte de la carrera judicial y que hayan ingresado a las funciones judiciales con una antigüedad superior a 4 años.   

Una de las necesidades también es implementar el expediente digital en todas las materias de la administración de justicia, cuidando el respeto de los derechos y garantías del mundo litigante. 

De igual forma se vio importante el potenciar los medios tecnológicos.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Olvis Égüez, al cerrar el encuentro nacional que calificó de exitoso, aseguró que se busca una justicia con verdadero servicio a la sociedad. Consideró, que cada día se debe tratar de hacer mejores cosas, sin tanta burocracia, pero que sobre todo se respeten los derechos y que el litigante de verdad encuentre lo que tanto anhela, una verdadera justicia.