Escucha esta nota aquí

Al menos cuatro heridos es el saldo de un enfrentamiento entre la Policía Boliviana y productores de coca de los Yungas de La Paz. El hecho se registró cuando los movilizados intentaron ingresar a la plaza Murillo y fueron dispersados por los uniformados.

Los manifestantes emplearon petardos, piedras y otros objetos contundentes intentando hacer retroceder a los policías, quienes respondieron con agentes químicos para repeler la marcha.

La protesta surge contra una sentencia emitida por la Sala Constitucional IV de La Paz, que favorece a Elena Flores, reconociéndola como representante de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), hecho que es rechazado por otro sector, liderado por Armin Lluta.

En la víspera ya se habían registrado momentos de tensión porque la misma movilización pretendía llegar al kilómetro cero de la sede de Gobierno, protagonizando un bloqueo en los juzgados que funcionan en el lugar y ocasionando la reacción policial.

Tres varones y una mujer, entre ellos un uniformado, resultaron heridos por golpes o impactos en la cabeza, Incluso se sostiene que un manifestante, proveniente de Coroico, tuvo que ser evacuado a la Clínica del Sur.

A la par de lo sucedido, persiste una vigilia en instalaciones de Adepcoca, por el temor a que se ejecute el dictamen y esos predios, en la zona de Villa Fátima, sean entregados a la dirigencia paralela.

Los productores de la hoja verde también se suman al rechazo de los médicos y otros sectores a la Ley de Emergencia Sanitaria y exigen, además, la renuncia del viceministro de Coca, Rolando Canceno.

Las imágenes del enfrentamiento:

Comentarios