Escucha esta nota aquí

Un joven de 27 años fue torturado y enterrado vivo en la localidad Challviri, de la comunidad de Palca, en Sacaba (Cochabamba). La víctima fue acusada de robar una moto el jueves, de acuerdo al reporte de Los Tiempos.

El presunto ladrón fue retenido esa jornada, recibió golpes, fue torturado y el viernes los pobladores lo sepultaron cuando aún tenía signos vitales. La policía recién logró recuperar su cuerpo ayer por la madrugada.

La fiscal asignada al caso, Mónica López, lamentó “que se confunda este tipo de hechos con la justicia comunitaria y se incurra en el delito de asesinato”, explicando que intervinieron ante una denuncia que hablaba de 250 personas que se encontraban enardecidas.

Los datos indican que la víctima falleció por “asfixia por sepultamiento”. El acta de autopsia refiere que se encontró tierra en la cavidad bucal, es decir entre la lengua y la tráquea, informó la Fiscalía Departamental de Cochabamba.

La víctima fue identificada como Celso C. Fue golpeado todo el día del jueves; el viernes lo amarraron y lo enterraron vivo; cuando lo sacaron, seguía vivo, por lo que usaron una cuerda para asfixiarlo y lo enterraron otra vez, agrega el reporte del matutino cochabambino.

Según la investigación, el jueves 7 de mayo del presente, Celso C. R. fue retenido por los comunarios de Chalviri, después de ser denunciado por el robo de una motocicleta. Los presuntos propietarios reclamaron esta situación a los dirigentes del lugar y los comunarios, al enterarse que el sospechoso era reincidente y que tenía otras denuncias por el delito de robo determinaron encarar al joven, pero la situación desencadenó en su muerte.