Escucha esta nota aquí

Políticos evalúan los primeros seis meses de Luis Arce en el Gobierno. En las redes sociales se identifica la lucha contra el Covid-19, la crisis económica y el tema jurídico como los hitos en la nueva administración del MAS.

“Tras seis meses en el cargo, Arce no ha formulado un plan de recuperación de la economía que sea explícito, integral y consensuado con los sectores productivos. Se ha confiado a la inercia y ha continuado un modelo económico anti empresarial que en este momento es suicida”, consideró el jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina.

A juicio del empresario, el jefe de Estado “no ha querido constituir un frente único contra la pandemia. Ha peleado con los médicos sin necesidad, ha acaparado la responsabilidad de conseguir vacunas y no ha establecido un plan de vacunación con el que todos nos sintamos identificados”.

Mientras que el expresidente Jorge 'Tuto' Quiroga advierte un primer semestre con “crisis económica; con desgaste interno, desprestigio externo y medidas contradictorias; sin vacunas, plan, ni rumbo; con justicia azul, sometimiento a Evo Morales y servilismo ante los afanes vengativos”.

En contraparte, el jefe del MAS, Evo Morales, destaca “una democracia totalmente consolidada pese a las amenazas golpistas que intentan desestabilizar. Toca priorizar la agenda del pueblo con la recuperación económica. Con unidad y solidaridad recuperaremos la estabilidad”.

A criterio del analista económico, Gonzalo Chávez, el primer mandatario “estuvo empeñado más en reinventar el pasado que en construir el futuro”, mientras que otros usuarios advierten un gobierno que está “bajo la sombra de Evo Morales”, con un “fracaso de la anunciada reforma judicial” y que reactivó la “persecución política”.

Finalmente, según el vocero presidencial, Jorge Richter, cree que en este tiempo “el país volvió a la institucionalidad democrática”, viendo necesario trabajar para que Bolivia “encuentre un tiempo de crecimiento económico y de tranquilidad social”.

Comentarios