Escucha esta nota aquí

Tal como estaba previsto, los aliados de Jallalla La Paz, Leopoldo Chui y el gobernador electo Santos Quispe pusieron fin a su alianza. Ambos se lanzaron acusaciones de amenazas de muerte y cobro de dinero. La Alcaldesa electa de El Alto, Eva Copa, que también pertenece a esta alianza, optó por mantenerse al margen de la disputa.


“Ya hemos roto, yo soy de Adelante Pueblo Unido El Alto. Nosotros hemos hecho un convenio, pero al fin de acabó, hasta aquí hemos llegado. En la Gobernación voy a seguir con mis asambleístas. Él (Leopoldo Chui) me ha amenazado: ‘vas a ver, te vamos a hacer algo', me dijo. Eso es amenaza, no tenemos miedo”, sostuvo Quispe, en contacto con los periodistas cuando, esta mañana, recibía su credencial como primera autoridad del departamento.


Desde la muerte de Felipe Quispe “El Mallku” las relaciones entre la agrupación APU y Jallalla fueron muy tensas. Chui quería otro candidato a gobernador y fue presionado por las bases del Mallku para que nomine al hijo de este como candidato. La campaña electoral fue muy distante entre Chui, Quispe y Eva Copa, nunca participaron juntos. 


La celebración de la victoria electoral la realizó solo Chui en su casa de campaña, a la que no asistieron Copa y Quispe. Hoy todo ese cúmulo de desencuentros se puso de manifiesto con la ruptura pública de esta alianza.


Leopoldo Chui relató que él demandará a Quispe por incumplimiento de contrato, porque firmaron un acuerdo que los vincula para esta gestión. “No puede borrar lo que firmó con la mano, eso sería letal para el departamento”, advirtió el dueño de la sigla Jallalla y evitó referirse a las denuncias de cobros a los candidatos a asambleístas, concejales y alcaldes.


“Estoy muy molesto por las sindicaciones que se ha dado aquí, esa persona (refiriéndose a Leopoldo Chui) estaba cobrando 100 bolivianos a cada concejal para darle la invitación a este acto y todavía quiere sueldo mínimo dice, claro, se ha enriquecido esa persona cobrando a cada candidato para que sea concejal, alcalde. Muchas cosas podemos decir ahora que ya no estamos en campaña”, lanzó Quispe.


Chui denunció que Quispe le presionó para que sea nominado como candidato en vez de su padre y que él hizo “las gestiones” ante la dirigencia de Jallalla para que suceda esa designación. Llamó “malagradecido” a Quispe y anunció que le iniciará un proceso por incumplimiento de contrato.


Eva copa se mantiene al margen


Frente a esta ríspida disputa entre Chui y Quispe la alcaldesa electa de El Alto, Eva Copa, prefirió mantenerse al margen, aunque calificó de “demagógica” la propuesta del propietario de la sigla para reducirse el salario de autoridad electa.


“Yo nunca he sido partidaria de las propuestas demagogas, muchas autoridades van a tener muchos gastos que hacer porque deben estar pendientes de alguna necesidad de su sector, se vienen los padrinazgos o algunos van ayudar a otros sectores”, dijo la autoridad electa.


Respecto de las disputas internas ella recordó la importancia de mantener la unidad para salir adelante frente al desafío de la gestión que empezará desde el 3 de mayo. Personalmente, dijo que ella está enfocada en arrancar su gestión y evitar los cuestionamientos internos.


“Yo se los dije en su momento, tener la sigla política es un requisito para poder entrar a la contienda política y hay proyectar de acuerdo a nuestra propuesta, así que es una decisión personal que se está tomando, yo estoy más enfocada en el tema de gestión”, dijo Copa.


El guiño al MAS


Para Santos Quispe, la ruptura de la alianza con Jallalla no es un tema que le inquiete en el legislativo departamental. Hizo esta afirmación a tiempo de lanzarle un guiño al MAS a cuya bancada puede acudir porque, desde su perspectiva, es más importante el trabajo para el departamento.


“No tenemos miedo, una persona que lucha por su pueblo siempre va adelante, aunque con el MAS vamos a trabajar, al fin y al cabo, el proceso (de cambio) es de nuestro departamento, si queremos luchar uno tiene que sacarse el color político”, finalizó.  


Comentarios