Escucha esta nota aquí

En conmemoración al Día Internacional de los Derechos Humanos, este viernes se realizó la entrega de los restos de Marco Antonio Quisbert Chávez, una de las víctimas de la dictadura de Luis García Meza a sus familiares. El acto estuvo a cargo del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y de la Procuraduría General del Estado (PGE). 

“Las circunstancias del fallecimiento han sido aclaradas, él ha sido víctima de la metralla, ha estado mucho tiempo en una condición de desaparecido (…). Ha sido la búsqueda de la verdad para que se dé con sus restos mortales y, a partir de información que se tenía, se ha podido dar; ahora deja de ser una persona desaparecida”, indicó el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez.

“Estamos adheridos al derecho internacional y este exige que cumplamos mínimamente con encontrar los restos de las personas desaparecidas, darles una sepultura”, indicó.

El procurador señaló que desde el Estado se pretende ayudar a esclarecer esos hechos y que los familiares de las víctimas conozcan la verdad, o por lo menos, “tengan la tranquilidad de encontrar a su ser amado”.

Chávez aseveró las investigaciones continuarán para ayudar a las familias que aún buscan o desconocen el paradero de sus familiares, víctimas de las dictaduras desde 4 de noviembre de 1974.

El régimen de García Meza duró 13 meses, desde el 17 de julio de 1980 hasta el 4 de agosto de 1981. Esa época es considerada como una de las más sombrías de la historia boliviana, porque se desconoció los derechos humanos y en un corto tiempo arrasó con la vida de cientos.

Entre las víctimas estuvieron los caídos en la calle Harrington: Luis Suárez Guzmán, Arcil Menacho Loayza, Ramiro Velasco Arce, Artemio Camargo Crespo, José Reyes Carvajal, Jorge Baldivieso Menacho, Ricardo Navarro Mogro, Gonzalo Barrón Rendón entre otros.

Comentarios