Escucha esta nota aquí

Luego de su audiencia de medidas cautelares, el dirigente vecinal de El Alto, Ernesto Quispe, fue enviado a la cárcel de San Pedro de la ciudad de La Paz, por el lapso de seis meses, acusado de participar en los bloqueos del mes de agosto cuando no permitieron paso de oxígeno medicinal ni alimentos.

Según el fiscal departamental de La Paz, Marco A. Cossío, el acusado admitió que participó en los bloqueos, pero en su defensa sostuvo que no se impidió el paso de oxígeno.

La Fiscalía investiga los delitos de atentado a la salud pública, sedición y terrorismo contra los responsables. Se emitió cinco órdenes de aprehensión para dirigentes de El Alto por este caso, y se espera que la Policía ejecute las restantes, según dio a conocer la Red Erbol.

El fiscal aclaró que, entre las personas con órdenes de aprehensión no está el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi. Explicó que la estrategia del Ministerio Público, en este caso, consiste en que los primeros investigados brinden mayores datos de quién dio las órdenes.

El martes el expresidente Evo Morales denunció a través de su cuenta de Twitter la "aprehensión irregular" de Quispe. “El Gobierno de facto detuvo al hermano Ernesto Quispe Apaza, ejecutivo de Juntas de Vecinos de El Alto, acusado ilegalmente de terrorismo y genocidio en el proceso en el que estamos con @LuchoXBolivia (Luis Arce), @LaramaDavid (David Choquehuanca), @AndronicoRod (Andrónico Rodríguez) y otros líderes. Alertamos a la comunidad internacional”, se lee en la red social.