Escucha esta nota aquí

Faustino Quispe Coca fue enviado preventivamente a la cárcel de San Pedro, tras ser acusado de matar a disparos a un suboficial del Comando estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (CEO-LCC) durante un enfrentamiento en la zona de Senkata, municipio de El Alto.

La autoridad del Juzgado 5to. de Instrucción en lo Penal de la ciudad de El Alto dispuso que el sindicado permanezca recluido en el penal durante seis meses, tiempo en el cual se desarrollarán las investigaciones por la balacera entre militares y contrabandistas.

En la audiencia de medidas cautelares estuvieron presente el fiscal asignado al caso, Flavio Maldonado, quien imputó a Quispe y demostró los indicios que hacen presumir su culpabilidad, así también la esposa, la hermana del fallecido, en calidad de víctimas directas, representantes del Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando (VLCC), y miembros del CEO-LCC.

El acusado fue detenido el jueves, luego del enfrentamiento a tiros entre militares y contrabandistas/Foto Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando

Militares emboscados

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, general Daniel Vargas, dijo que el jueves, tres militares, a bordo de un vehículo oficial, fueron emboscados por varios motorizados de contrabandistas armados en el sector de los rieles de Senkata. Añadió que el grupo de personas disparó a quemarropa a los uniformados, logrando acabar con la vida de uno de ellos, mientras que los otros dos resultaron ilesos.

Un día antes de este hecho, efectivos del Batallón de Patacamaya interceptaron a una flota interdepartamental y comisaron cuatro fardos de ropa usada y 20 cajas de bebidas alcohólicas. Después se detectó un minibús que también transportaba ropa usada.

Según Mamani, a partir de ese operativo de lucha contra el contrabando empezaron las acciones contra los militares. Primero fue cerca de Viscachani, donde redujeron a los efectivos que llevaban al vehículo decomisado. Luego, en la tranca de Achica Arriba, los militares fueron retenidos y agredidos con piedras.

Comentarios