Escucha esta nota aquí

La ivermectina podría matar al Covid-19 en los primeros estadios de la enfermedad, pero no debe usarse de forma preventiva, según afirmó este miércoles el jefe nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto.

“No está autorizado para automedicación y mucho menos con un carácter preventivo. Creo que la gente percibe mal la información y cree que tomándolo no va a enfermar, no es así. Los estudios demuestran que este fármaco es viricida, es decir, en algunos estudios se ha determinado que puede matar al virus, esto es cuando el virus está presente y en los primeros estadios de la enfermedad”, explicó en entrevista con Unitel.

Sin embargo, enfatizó que debe ser un médico el que autorice su uso en acuerdo con el paciente, debido a que sus efectos pueden variar según la dosificación y analizando si es que la persona no presenta alguna enfermedad de base o es propensa a una falla hepática.

“Todo medicamento tiene efectos colaterales y tiene contraindicaciones absolutas, existen algunas condiciones en las que la población no puede usarlos, existen complicaciones renales, por eso el médico debe autorizar su uso, todo debe estar regulado para no tener consecuencias negativas o fatales en los pacientes”, agregó.

En la víspera el Ministerio de Salud emitió una resolución para incluir a la ivermectina, en comprimidos de tres miligramos y seis miligramos, en la lista de 'medicamentos esenciales' del país, pero aclara que, “a la fecha no existe evidencia científica" que sea un antídoto contra el Covid-19.

“Es un antiparasitario de uso preferente veterinario, pero también se ha utilizado en ciertos casos de parasitosis humana. Hay investigaciones de fármacos que se usan para controlar el coronavirus, pero no hay alguna situación específica, pero se ha estado probando y algunos también tienen una situación controversial”, detalló Prieto.

Admitió que “hay mucha presión, de colegas, de la población, y nosotros lo que podemos hacer es dar un arsenal de medicamentos para que sean manejados de forma responsables, para darle opciones a los pacientes”, recalcando que “algunos estudios dicen que se puede ocasionar daño hepático, pero eso depende de la dosificación de su uso”.

Finalmente, lamentó que “Bolivia es el único país que no regula la venta de antibióticos, son de venta irrestricta, en el mundo es regulada la venta porque lo que produce cuando no se usa de forma adecuada los gérmenes se vuelven resistentes a los fármacos”.

Comentarios