Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó que surgieron pistas sobre el paradero de la mujer que el martes raptó a una bebé de un mes en la zona de Villa Fátima en La Paz. Se instruyó la movilización de unidades especializadas en la frontera.

“La Policía recolectó varias evidencias que están siendo investigadas (…) El problema es que estamos cerca de una frontera, con Perú y existe la posibilidad que esta persona haya sacado a la bebé Samanta a través de un paso no formal, esperemos que no”, dijo la autoridad en entrevista con RTP.

El comandante de la Policía Boliviana, Rodolfo Montero, manifestó que se despliega a todo un contingente para dar con la recién nacida, por eso se instalaron trancas móviles para revisar motorizados.

Ayer ya se había activado una alerta migratoria para evitar que Samanta Huanca Ayala salga de territorio nacional. Ella fue arrebatada de su madre con engaños por una mujer de entre 40 y 45 años, en puertas de una farmacia cercana a la plaza Villarroel.

"Estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios, está movilizada toda la Policía boliviana porque tenemos que encontrar a la bebé", afirmó el jefe policial.

Issa evitó dar más datos para no interferir en la investigación, pero señaló que “si está en Bolivia vamos a hacer hasta lo imposible para que la bebé vuelva con su madre”, a tiempo de comprometer todos los esfuerzos para encontrarla.

La Policía también revisa las cámaras de seguridad del sector para identificar a la mujer, que tiene un mechón de cabello blanco y cicatrices en una de sus manos, que, presuntamente, huyó en un motorizado negro.