Escucha esta nota aquí

Las arremetidas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las de su líder, Juan Evo Morales, hacia la Organización de Estados Americanos (OEA), el organismo internacional que descubrió indicios de fraude en las fallidas elecciones de 2019,  tuvieron su repuesta. Fue el propio Manuel González, jefe de la misión de la OEA en los comicios de 2019 y 2020, quien se pronunció sobre las declaraciones vertidas por Evo.

 Tras declararse la victoria del binomio masista, Luis Arce Catacora - David Choquehuanca, desde el partido azul manifestaron que llevarán adelante denuncias contra la OEA. 

El propio Morales escribió en Twitter que llevaría el caso a la Corte Penal Internacional (CPI), puesto que el informe de la OEA derivó en "masivas violaciones a los derechos humanos (DDHH) y crímenes de lesa humanidad".

A través de la misma red social, González respondió a Morales. Dijo estar tranquilo y calificó sus advertencias como las de un dictador. “Amenazar es típico de dictadores, patrañas que conozco. Estoy tranquilo. Usted, que debe cuentas a la CPI, ¿lo está?”, tuiteó González, quien también es excanciller de Costa Rica.

Según Gonzáles, en declaraciones vertidas al diario La Nación de Costa Rica, las denuncias de Morales forman parte de un “revanchismo y deseo de confundir” respecto a los hechos del año pasado, donde las investigaciones realizadas por la Justicia boliviana determinaron que sí hubo fraude.“El razonamiento que usan es demasiado simplista, en el sentido de decir: 'bueno, se denunció un fraude el año pasado y ahora, un año después, el mismo partido que supuestamente ejerció acciones fraudulentas gana en las urnas con un sobrado margen y en primera vuelta y, entonces, eso limpia cualquier pecado ocurrido el año pasado”, expuso el jefe de la OEA en la misión de observación de los comicios. 

Para González, ver las cosas así es simplificar demasiado y a conveniencia la realidad, porque no se puede tapar el sol con un dedo. "Es decir, el fraude del año pasado no solo se denunció, sino que se comprobó”, subrayó el excanciller costarricense.