Escucha esta nota aquí

Calcula que estuvo aproximadamente 18 horas sin saber del paradero de su esposo, desde las 17:00 horas del martes 20 de julio hasta las 11:00 del miércoles 21.

Yesenia Rodríguez apunta a los que se llevaron a su esposo, Mario 'Tonchy' Bascopé, miembro de la Resistencia Juvenil cochala (RJC), por secuestro y tortura, ya que nunca fue notificado por proceso alguno.

"Lo que hicieron fue un secuestro, lo sacaron a las 17:00 del martes, uniformados de la Policía y gente del Ministerio de Gobierno, lo llevaron a la Felcc y lo golpearon toda la noche, querían obligarlo a firmar unos documentos que mi esposo desconocía, y como se abstuvo de hacerlo, lo golpearon más, aunque ya le venían pegando desde que lo subieron a la camioneta en Palmasola", acusó.

Rodríguez explicó que el video del vehículo llevándose a su esposo fue grabado por ella, mientras esperaba por Bascopé, que tras permanecer encerrado nueve meses, ya había conseguido su libertad. Lamentó que los policías del penal empujaran a su suegra, al punto de hacerla caer al piso, para apartarla del camino del vehículo.

"No entendíamos qué pasaba, agarraron del cuello a mi esposo y lo metieron a empujones de una manera muy baja a una camioneta que sabemos ya ha participado en otros operativos", dijo sobre el vehículo Toyota Hilux, con placa 4285 HLC, que tiene un gravamen en Tránsito, y que figura a nombre de una empresa de la construcción.

"Es un vehículo de particulares, lo que tendría que explicar el director de Régimen Penitenciario es por qué permitió el ingreso de un vehículo particular para trasladar a un detenido", interpeló Jorge Valda, uno de los abogados de Bascopé.

Según Valda, con este tipo de "vejámenes" buscan generar un escenario de intimidación, atemorización colectiva y persuasión, "cuando una persona está detenida y se la somete a torturas, es para obligarla a declarar, a involucrar a otras personas", dijo, aclarando que cualquier otra declaración que pueda surgir de Mario Bascopé será cuestionada por el hecho de cómo fue obtenida. 

"Si bien hubo un abogado que lo ha acompañado hasta cierta hora, después ni siquiera al abogado le permitieron acceder a él", lamentó, y recordó que Bascopé dijo que se sentía muy mal de salud por la golpiza que le dieron, que tenía hematomas en todo el cuerpo, e incluso una herida. 

"Nadie puede aplicar penas corporales en un estado de derecho", recordó, y dijo que los funcionarios que participaron deben ser procesados.

A las afirmaciones del viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, quien negó que Tonchy hubiera sido secuestrado en Santa Cruz, la esposa del aprehendido recordó que ningún momento lo notificaron. "Cuando pedíamos explicaciones de por qué se lo estaban llevando, no respondieron ni mostraron algún papel o acción para hacer esto contra mi esposo, que ya tenía la libertad", dijo.

Estado de salud

En las redes sociales se especuló mucho sobre la salud de Tonchi Bascopé debido a los golpes, incluso se habló de una hemorragia interna.

Según Rodríguez, su esposo tiene hernia y presentaba una seria inflamación estomacal, además de una herida. Explicó que hasta la noche de este 21 de julio debían tener un informe médico; sin embargo, el abogado Valda lamentó que hasta las 23:00 del miércoles no había respuesta.

"El informe médico forense se ha realizado en la mañana, no lo han hecho conocer, ni siquiera nos permitieron verlo, tiene hematomas en el cuerpo, incluso ha sido trasladado a un centro médico, en el que determinaron su internación, pero no le permitieron internarse y tener toda la asistencia médica.

Valda confesó que no confían ni en el IDIF, solo "en Dios, porque ahorita no se puede confiar en nadie. Hemos pedido todo el día el certificado médico y hasta ahora nada. Normalmente el certificado médico se extiende al momento de revisarlo, el problema es que ocultarlo ya es indicio de que se está tergiversando todo. No solo tenemos el temor de que nos informen falsedades sobre el informe médico, sino también que algo más esté pasando en Sucre con nuestro amigo Tonchy porque esto no es legal y no está permitido", cuestionó.

Valda además recordó que el primer proceso que tuvo a Bascopé recluido por ocho meses en Palmasola también presentó irregularidades. "Lo que ha ocurrido con Bascopé raya en lo intolerable, imperdonable, porque ya fue detenido en Navidad del pasado año en un juicio en el que ni siquiera se le tomó la declaración, y tras siete meses, tras lograr su libertad, ahora se lo llevan a Sucre con la supuesta citación de otro proceso que nunca conoció", insistió.

Acción de libertad

Valda dijo que la defensa de Bascopé ha presentado una acción libertad que se llevará adelante este jueves 22 de julio, para que se resuelva en audiencia, a fin de dar garantías a una persona "que está siendo altamente vejada en este momento, puesta en total incertidumbre, cosa que no puede darse en un estado de derecho". Informó que ya ha tomado conocimiento un tribunal de garantías constitucionales de Santa Cruz.

Comentarios