Escucha esta nota aquí


La Federación de Campesinos de Santa Cruz, que forma parte del MAS, todavía sigue reunida en su asamblea, en la que definirán varios temas, uno de ellos, la expulsión de la exsenadora Adriana Salvatierra y de Carlos Romero, ex ministro de Gobierno.

Hasta las diez de la noche del sábado, los congregados no tenían resoluciones, pero el dirigente y diputado Rolando Cuéllar aseguró que, tras un cuarto intermedio, amanecerían evaluando diversos puntos.

Sobre Romero y Salvatierra, se anticipó a asegurar a EL DEBER que ambos saldrían del MAS. "Van a quedar afuera porque aquí las bases, todo el coliseo, ha aprobado y aprobará eso", dijo, a tiempo de apuntar a Romero por negociar con Luis Fernando Camacho.

"Vamos a demostrar a la Comisión Orgánica que Luis Fernando Camacho coordinaba abiertamente con Carlos Romero antes del golpe de Estado. La Comisión Orgánica debe expulsar a los traidores que han hecho mucho daño a la lucha social del MAS, no pueden servirse a costillas del sacrificio de los dirigentes, tantos años de lucha y éstos negociaban con la derecha. Queremos enterrar a la derecha en estas subnacionales y que se respete lo orgánico, que ahora sea de abajo para arriba, ya no al revés, a que nos impongan candidatos. Hay que aplicar los estatutos a algunos dirigentes que se dedicaron a lucrar, la renovación de esta directiva será para fortalecer y gestionar juntos", cuestionó.

También mencionó puntos como la reactivación económica. "Se quiere debatir el tema productivo y económico, tiene que haber resoluciones para la estabilidad y la reactivación económica. Tenemos un mandato de nuestro presidente, que hoy se reactivan el bono Contra el Hambre, las viviendas sociales, todas las obras volverán a los municipios. Ustedes vieron que con el Gobierno de facto se paralizaron las obras, Áñez y todos sus ministros delincuentes, tienen que salir resoluciones e inmediatamente el ministro de Gobierno tiene que meter a la cárcel a estos corruptos, no pueden perdonarse los 37 muertos y hay que activar la alerta roja para estos criminales. Ya estamos dos semanas en el Gobierno y ya tienen que haber aprehendidos, (Arturo) Murillo ya debe estar en la cárcel de Potosí y Áñez en Chonchocoro. La Comisión Orgánica debe activar de una vez al Ministerio Público porque el daño económico es imperdonable", insistió.

Sin embargo, Luis Arce fue posesionado el domingo pasado, por lo que el MAS recién cumple su primera semana de administración gubernamental.