Escucha esta nota aquí

El ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, anunció este domingo que, por la situación de crisis sanitaria ante el coronavirus que se sufre en el país, no habrá alumnos reprobados este año.

Pidió coordinar con los maestros, para un posible ascenso automático de categoría. Los maestros rurales no le creen y lo tachan de "mentiroso".

“Quiero anunciar a los padres y madres de familia que este año no habrá reprobación de ningún estudiante, en los niveles inicial, primario y secundario. Estamos en un contexto difícil. Hay una crisis de salud provocada por el coronavirus. Hay restricciones de circulación. En este contexto y además, en un  inicio de la educación virtual, no es admisible hablar de aplazados ni de reprobación de estudiantes”, manifestó.

Por lo mismo, aseguró que durante esta gestión 2020, no habrá un solo centro educativo clausurado, un solo docente despedido y ni un solo estudiante aplazado o reprobado.

En tanto que, sobre las universidades, institutos y normales, sostuvo que se continúan pasando clases normalmente, utilizando instrumentos de educación virtual, “en un esfuerzo sin precedentes”, especialmente de los padres de familia, para facilitarle la tecnología a sus hijos.

Maestros

Cárdenas emitió el anuncio en un escenario donde el Ministerio de Educación, no ha podido establecer acuerdos con los maestros, después de haberse habilitado mesas de reuniones para analizar la nueva realidad educativa, ante  la presencia de la pandemia en el país.

Al convocarlos nuevamente a dialogar, adelantó que podría haber un ascenso de categorías de forma automática.

“Podemos conversar de temas sindicales, como un posible ascenso automático de categorías o la convocatoria a compulsas. Estamos abiertos a conversar con ellos”, expresó Cárdenas.

De todas maneras, dijo que la prioridad, era discutir políticas educativas. “Invito a maestros, profesores y particularmente, a dirigentes de las confederaciones urbana y rural, ratificando nuestra disposición de conversar sobre temas educativos. Por ejemplo, acerca de la implementación de la educación virtual, la modernización de nuestra educación, la capacitación de docentes en el uso de plataformas educativas, la actualización de didácticas y metodologías de enseñanza para mejorar el aprendizaje de los estudiantes”, sostuvo Cárdenas.

La representación sindical de los maestros, según Cárdenas, exige al Ministerio de Educación, derogar el Decreto Supremo 4260 que reglamenta la educación virtual y la renuncia del titular de esa cartera.

"Mentiroso"

Mientras tanto, la dirigencia de la marcha de maestros rurales, que empezó el viernes en la población de Lahuachaca y este domingo llegó a la localidad de Vilaque, rechazó las expresiones del ministro en contra del magisterio y lo calificó de "mentiroso". El sector se moviliza en contra de la gestión de Cárdenas y aclararon que  nunca fue invitado a un diálogo por el Ministerio, ni se oponen a la educación virtual.

"Como si fuera algo grande, dice que va a apoyar a los padres de familia. Y ese apoyo es que no habrá aplazos. Pero ningún niño se aplaza. Lo que más genera reacción, es cómo se alegra por la compra de celulares y computadoras. Dice también que no habrá despidos, pero a comienzos de este año, ya ha despedido a cerca de 500 maestros y hasta este momento muchos no han sido reubicados. Otra mentira más", dijo Andrés Huayta, ejecutivo de la Confederación Nacional del Magisterio Rural.

Rechazó también que el ministro Cárdenas asegure que los maestros están en contra de la modernización del sistema educativo. 

"Que nos demuestre. Más bien, los maestros hemos planteado alternativas al ministro, pero no quiere escuchar al magisterio. Jamás exigimos el retorno a clases presenciales. Son los padres de familia del campo y las comunidades que han pedido porque no tienen cobertura de internet ni condiciones económicas. El ministro miente reiteradamente. Le pedimos que vea la realidad socioeconómica de las grandes mayorías del pueblo boliviano", manifestó.

Recordó que el sector presentó su propuesta educativa alternativa "Educación para todos", que Cárdenas se resistió a recibir.