Escucha esta nota aquí

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, reveló que su antecesora Adriana Salvatierra contó en una reunión de la bancada del MAS que decidió renunciar para evitar la reactivación del proceso judicial contra su padre, Hugo Salvatierra, por el caso tractores.

Ante esta situación, la titular instó a que sea la población y la militancia del partido de Evo Morales quienes juzguen “cómo ha negociado su renuncia” en medio de este conflicto.

“Por su propia voz manifestó, en una reunión de bancada, que renunció a la presidencia del Senado porque lo único que tenía era a su papá y mamá, que no podía asumir el cargo porque le podían reactivar el proceso por los tractores a su padre. Es una decisión que ella tomó, eso nos dejó cojos a nosotros y hemos tenido que asumir una decisión responsable y madura”, detalló Copa, en entrevista con algunos medios.

La presidenta admitió que hay “diferencias ideológicas” dentro de la bancada del MAS en la Asamblea Legislativa, pero que “eso no significa que no estemos unidos”, reiterando que “toda la población boliviana sabe que hay personas identificadas que tienen posiciones muy radicales, que no le hacen bien al país, una de ellas es Adriana”.

Enfatizó que quienes permanecen como voceros del Movimiento Al Socialismo dan la cara,porque confiamos que los principios y valores que tiene el MAS es luchar por la justicia social y así lo vamos a hacer”.

Caso Tractores 

Una auditoría de 2007 detectó un presunto incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica por parte del exministro de Desarrollo Rural, Hugo Salvatierra, que, junto a algunos de sus colaboradores entregaron 12 tractores a una población cruceña, maquinaria que nunca llegó a destino ni cumplió con la finalidad para la que fue comprada.

Este medio intentó comunicarse con la expresidenta del Senado, para conocer su versión de los hechos, pero su teléfono estaba apagado.

Comentarios