Escucha esta nota aquí

Eva Copa, actual presidenta del Senado, mandó la tarde de este jueves un duro mensaje a su antecesora Adriana Salvatierra. Le pidió que entienda
de una vez por todas” que ahora es ella la titular de la Cámara Alta y que deje de perjudicar su corto mandato.

En conferencia de prensa, la representante de El Alto y militante del Movimiento Al Socialismo (MAS), denunció ser “hostigada” por exfuncionarios de la administración de Evo Morales, quienes le exigen que se les permita designar a personal de confianza y además, llamó “radical” a la asambleísta de Santa Cruz.

“Que entienda Adriana Salvatierra que ahora la presidenta soy yo, que ella ha cesado y que me dejen concluir mi gestión”, demandó Copa, visiblemente molesta porque el anterior secretario de la Cámara de Senadores, Eduardo del Castillo, presentó un amparo tras ser alejado de sus funciones.

La actual titular del Senado pidió que así como la justicia actúa con celeridad con este caso donde el exfuncionario reclama retomar sus funciones, exista la misma velocidad en el caso tractores, que involucra a Hugo Salvatierra, padre de Salvatierra.

“Yo no le puedo dar inamovilidad laboral a él y a su esposa, porque ella trabajaba como jefa de Gabinete de la Vicepresidencia”, reveló Copa, reiterando que sufrió agresiones psicológicas por parte de ese exfuncionario, que, además, intentó hacerla cometer errores. Agregó que fue despedido por decisión unánime de la directiva.

Finalmente, la senadora admitió que antes existían “parlamentarios privilegiados” que ejercían la vocería del MAS, pero les recordó que ahora son otros los que están en esas funciones. 

“No es posible que me obliguen a trabajar con gente que no es de mi confianza, he sido hostigada, estoy siendo perseguida, están obstaculizando mi trabajo con el personal que han dejado”, dijo.