Escucha esta nota aquí

Evo Morales volvió a acudir resfriado a una entrevista este domingo. Con un problema que parece de larga data, el expresidente se limpió más de 22 veces la nariz y la producción del programa trató de ocultarlo dejándolo de enfocar y cortando el audio.

Tal como había sucedido a finales de mayo de esta gestión, y en un nuevo pico de contagios con Covid-19, el dirigente del MAS participó de un espacio en la radio Kawsachun Coca, por una hora y ocho minutos, sin distanciamiento social con el entrevistador u otra medida de bioseguridad.

Era evidente que el dirigente cocalero tenía problemas para respirar en momentos, se tocaba repetidamente la nariz, estornudó más de 10 veces y el conductor del programa tuvo que intervenir varias veces para permitir que Morales tome agua y haga uso de pañuelos desechables.

La entrevista:Al comienzo de la entrevista, Evo se refirió al frente frío que ingresó a varios departamentos. “Cómo estará La Paz, El Alto, entre el lunes y martes estuve por allá, me hizo espantar el frío. Me preguntaba cómo casi 14 años vivía en La Paz, gracias a la protección y seguridad que me dio el pueblo paceño”.

El expresidente contrajo Covid-19 en enero de esta gestión y habitualmente participa en varias reuniones con dirigentes del Trópico de Cochabamba, o en otras regiones, como parte de la cúpula del MAS.

Comentarios