Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales acusó a los policías de saquear una de sus casas en La Paz y envió una carta al Comandante General de la Policía, Coronel Jhonny Aguilera, a quién solicitó que los uniformados que sustrajeron sus pertenencias devuelvan las mismas.


“Debido a que es extremadamente fácil determinar quiénes sustrajeron esos objetos, y al ser miembros de la Policía Boliviana, solicito a usted garantizar la devolución de todas esas cosas. Eso servirá para diferenciar a los buenos policías, que son la mayoría, de quienes utilizan el verde olivo para beneficio personal”, señala la parte final de la carta del exmandatario que fue publicada en su cuenta Twitter.


El 10 de diciembre, la Fiscalía y la Policía allanaron la denominada “casa Evo Morales”, ubicada en el barrio de Achumani, en la zona Sur de la ciudad de La Paz, en ese entonces se precintó el domicilio y los fiscales se llevaron una  computadora y otra laptop.


“El lugar fue precintado y se designó a personal de la Policía para supuestamente custodiarlo, pero en lugar de hacer eso esas personas hicieron exactamente lo mismo que los grupos irregulares, destruyeron la propiedad, saquearon y robaron todo lo que estaba a su alcance”, denunció Morales.


La intervención a este domicilio se produjo dentro del caso terrorismo y sedición que investigaba el fiscal Ruddy Terrazas y fue el que encabezó el operativo de allanamiento. Ahora el expresidente pide la devolución de todo lo que se llevaron, aunque no se sabe el estado de ese proceso, pero los acusados ya dejaron la cárcel, como el dirigente Faustino Yucra, que era uno de los principales acusados en este caso.


Por eso, Morales pide la identificación de todos los responsables, porque la custodia se realizó por turnos y existe una nómina de quiénes estaban a cargo de ese “resguardo”. En su carta, la exautoridad no enumera ni precisa qué bienes fueron sustraídos de esta casa.



 

Comentarios