Escucha esta nota aquí

El expresidente Evo Morales admitió este martes que su caravana tuvo que evadir los bloqueos que existían el lunes en Tupiza por “razones de seguridad”, teniendo que tomar caminos de herradura que dificultaron su avance.

“Impresionado por mi pueblo, tanta gente concentrada, aunque ayer tuvimos una linda aventura por razones de seguridad. A veces no tratamos de entrar a la provocación de algunos grupos que siempre molestan”, dijo en conferencia de prensa.

El líder cocalero pernoctó en uno de los hoteles de sal en esa zona turística y en las próximas horas emprenderá nuevamente viaje, ahora rumbo a Oruro, donde habrá un acto masivo en Orinoca, poblado en el que nació.

Evo retornó el lunes, 9 de noviembre, a territorio nacional después de un año refugiado en Argentina. Ingresó por Villazón, escoltado por el presidente argentino, Alberto Fernández, y luego protagonizó una masiva concentración, en la que manifestó que la oposición “fracasó”, porque él volvió a Bolivia y el MAS al Gobierno en menos de un año.

“Hemos superado con mucha paciencia (los inconvenientes) (…) A los compañeros que ayer me acompañaron, perdón, pero así es Bolivia”, dijo, en referencia a las contingencias que debieron superar por el mal estado de los caminos de tierra, en los que algunos motorizados se extraviaron.