Escucha esta nota aquí

El jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, lanzó una advertencia. Señala que las organizaciones sociales afines a ese partido pueden decidir protagonizar protestas en Sucre, hasta conseguir sanciones a quienes, a su juicio, perpetraron el “golpe de Estado” en 2019.

La exautoridad nacional anticipó para el viernes, en Cochabamba, una evaluación de los resultados de la marcha que ayer terminó en La Paz, donde varios discursos exigieron justicia por los hechos registrados hace dos años, después la renuncia del dirigente cocalero a la Presidencia.

“Anoche caminamos, conversamos y dijeron: ´Vámonos a Sucre, a que Sucre nos haga justicia´. Cuidado que los compañeros decidan irse a Sucre finalmente hasta que metan a la cárcel a los golpistas”, adelantó en entrevista con la radio estatal.

Denunció que dentro de la administración de justicia “hay alguna gente infiltrada que solo quiere cansar y seguir molestando”, destacando que con la movilización “le hemos dado fuerza a nuestro Gobierno, nos hemos dado fuerza como proceso”.

La entrevista:


Recalcó que no entiende porque existe retardación en los procesos por los hechos registrados en 2019, “teniendo tantos elementos, argumentos y el pedido clamoroso del pueblo boliviano”. Sostuvo que “el pueblo paciente ha estado esperando y sería importante que las instancias correspondientes se pongan la mano al pecho y hagan justicia”.

La marcha del MAS que terminó en un mitin en la plaza Mayor de San Francisco exigió cárcel para Fernando Camacho, Rómulo Calvo, advirtió con trasladar la protesta a Santa cruz e incluso se planteó “nacionalizar” empresas privadas.

Comentarios